contadores

EL CELIBATO

El celibato es la opción  por la cual que hombres y mujeres, supuestamente por “llamado divino”, deciden abstenerse de la unión conyugal y relaciones sexuales.
En realidad, esta decisión anti natura, no es otra cosa que el auxiliador escape a ese lado oscuro y oculto que llevan dentro de sí. Cientos de seres humanos pretenden redimir su alma debajo de sotanas y hábitos. La historia deja al descubierto este fracaso.
Las desviaciones sexuales vienen de tiempos muy remotos. Recordémonos a las antiguas Sodoma, Gomorra y Lesbos, en donde hombres y mujeres se encendían en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres y mujeres con mujeres.

El celibato del sacerdocio fue decretado por el Papa Bonifacio VII, en el año 1079 d. C.  Y ha sido la fortaleza tras la cual, se han cubierto miles de seres humanos que luchan por refrenar aquellos impulsos diametralmente opuestos a su naturaleza.

Lamentablemente vemos a una gran multitud de personas, que tras esa incesante búsqueda de las respuestas a inherentes preguntas que todos llevamos dentro, han depositado su confianza y “fe” en un sistema religioso que la historia se ha encargado de desenmascarar. Mujeres vejadas, niños violados bajo la impiedad desmenuzadora y pedofílicas de hombres que se embetunan de santidad con un oscuro ropaje y una ostentosa cruz como pectoral.

Llevamos casi dos mil años de celibato sacerdotal y dos mil años de inmoralidad, en donde “papas” se excomulgaban mutuamente por “líos de cama”, en donde millones de cristianos verdaderos fueron brutalmente asesinados en las hogueras de la “santa inquisición”, en donde centenas de fetos han sido encontrados en los sótanos de conventos, etc, etc.

Este último año, la verdad ha salido a la luz y la gente más escéptica ha tenido que reconocerla. Tal vez, esta sea la antigua costumbre de la humanidad; el pretender esconder el sol con un dedo siempre nos ha caracterizado. La inmoralidad se viste de rectitud y pureza, la perversión se echa encima el ropaje espléndido de autenticidad y vanguardismo. ¡basta de cartuchismos! es la consiga que se oye en la radio y la TV.
Ese es el pendón del ser humano que desea vivir alejado de Dios y sin importarle lo que Él enseña en su Palabra.
Jesús jamás dejó el celibato como medio eficaz para seguirlo, Pedro era casado, y todas las instrucciones apostólicas con son claramente dirigidas a hombres casados. ¿De donde salió esta enseñanza del celibato?

” Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios;
por la hipocresía de mentirosos que, teniendo cauterizada la conciencia prohibirán casarse ” 1 Timoteo 3:1-3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *