Reflexión - Actualidad

MENTIRAS VERDADERAS

Otra arista que asoma en la contingencia del Covid-19

“Sepulcro abierto es su garganta; Con su lengua engañan” Romanos 3: 13


En el marco de la contingencia que estamos viviendo, este texto bíblico recobra mucha vigencia al ver tanta mentira en el ambiente. El apóstol Pablo contextualmente viene enseñando sobre la descomposición integral del ser humano, es decir, su intelecto, sensibilidad moral y voluntad, están profundamente afectados por el pecado. El pasaje compara de manera severa la garganta del pecador con un sepulcro; lo que nos permite concluir que toda palabra del pecador, por más excelente, docta, refinada y elocuente que sea, ante los oídos santos del Señor, sigue siendo un cúmulo maloliente que mana de un sepulcro; envuelto entre mentiras y engaños. Pablo sentencia diciendo: “con su lengua engañan”. ¿Quienes? – Por supuesto que todos los hombres; incluyéndonos nosotros mismos, porque, aunque somos cristianos por la gracia de Dios, ciertamente luchamos contra el engaño y la mentira que aún mora en nosotros. No olvidemos nunca que aun somos pecadores (vea Romanos 3:9)

Un ambiente verdaderamente mentiroso.

Otra de las aristas que se ha descubierto en medio de la pandemia del Covid-19, ha sido la falta de veracidad en la información de los medios oficiales, que, conforme a los propios intereses mezquinos y manipuladores de quien la emite, mienten diciendo y omitiendo la información de manera total o parcial. Quizás agota más oír la diplomacia y los discursos políticamente correctos de los medios oficiales, que la cuarentena misma. Sin duda, que estamos “bombardeados” por mentiras verdaderas, o por decirlo de otro modo, estamos viviendo en un ambiente verdaderamente mentiroso. La percepción que se recoge de la gente, es que nadie cree nada, pero a su vez la gente cree todo. Es un fenómeno social que solo el engaño manipulador podría producir con tan evidente “éxito”. La confusión es la esencia de la discusión actual.

Tan solo basta con informarse medianamente a través de los medios de prensa oficiales y alternativos; nacionales e internacionales respecto al avance y desarrollo de esta pandemia, para destapar incoherencias, omisiones, contradicciones y manipulación de información. Ya hemos publicado en otro artículo, acerca de las muchas preguntas y serias dudas que se elevan sobre esta pandemia, que más se asemeja a un ejercicio o experimento social a gran escala (global), que a un hecho circunstancial proveniente de un “murciélago chino”

Esto confirma una vez mas que vivimos en un sistema donde impera La Mentira, y en donde todos estamos diariamente “oyendo mentiras”. No en vano, todas las dictaduras mundiales, del lado político que sea, siempre han manejado la información a su antojo como medio necesario para mantener a la masa en ignorancia y fácilmente manipulable. No olvidemos que esa será la estrategia que usará el futuro dictador mundial, que la biblia lo llama “el anticristo”; quien convencerá fácilmente a la humanidad mediante la base de la mentira y la manipulación. La biblia dice:

“inicuo (el anticristo) cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos”

2ª Tesalonicenses 2:9

En la anterior publicación, se abordó en detalle el asunto sobre “La Élite malthusiana” (la que busca despoblar el planeta en pos de una “sana economía” para unos pocos) que ha usado y sigue usando las hambrunas, guerras o pandemias para exterminar personas, so pretexto de que los recursos naturales no son suficientes para mantener una “sobre población”. Esta misma “élite”, que domina todos los recursos naturales esenciales para la vida (el agua, la agricultura, la pesca, la minería, la energía, etc.), también controla todos los medios de comunicación oficiales (canales de TV, radioemisoras, prensa escrita, etc.), por lo tanto, sin duda que estamos recibiendo una información tendenciosa, sesgada y manipulada conforme a intereses y propósitos siniestros.

Apague el TV y abra la biblia.

Si la contingencia lo tiene al borde de la desesperación, turbación o depresión, entonces le recomiendo que “apague el TV” y llene su mente con el bálsamo sin igual de La Infalible Palabra de Dios. En ella encontramos la verdad, la perspectiva correcta y la consolación tan necesaria para nuestro peregrinaje.

Para quienes somos creyentes, no hay duda que la biblia nos abre el entendimiento; nos permite discernir las cosas, entender los tiempos y conocer las artimañas del diablo que reina en este mundo; y además nos revela la verdad, con la cual somos libertados de la esclavitud de la mentira. Pero la TV con su información manipulada, nos llena de mentiras; nos atemoriza, nos envilece, nos hace insensibles y sin la capacidad de establecer un juicio justo.

A esta indudable y trágica realidad, se le suma una gran masa de seres humanos cándidos que lo creen todo y, es más, que piensan que “no existen seres humanos tan malvados que puedan mentir tan descaradamente, manipulando información en pos de sus egoístas intereses”. En cierto modo, y dicho sea de paso, aquella enseñanza de confiar en el hombre, ha sido el legado funesto de todas las religiones; particularmente del catolicismo romano. Mientras la biblia dice: “Maldito el varón que confía en el hombre” (Jeremías 17:5), el hombre insiste en seguir creyendo las mentiras verdaderas que nos quieren manipular. No olvidemos que la generación que tendrá que presenciar al anticristo como final dictador mundial, será precisamente aquella humanidad crédula, es decir, que lo creerá todo. Y el “ejercicio Covid-19” ha demostrado que así será.

La verdad nos hace libres

“y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres” Juan 8:32

Como dice la biblia, la verdad nos hace libres de la potestad de las tinieblas, del lazo del diablo, del dominio del pecado, de la condenación eterna, de la ira venidera y de la mentira manipuladora de los hombres corruptos de entendimiento, y de toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad (Romanos 1:18).

La pandemia del Covid-19 asoma entre una cortina llena de mentiras verdaderas y de engaños; pero que ha logrado su objetivo: La manipulación de la población mediante la proliferación del pánico. Con todo esto, la situación post-pandemia, será la destrucción de los actuales modelos sociales, para dar “la bienvenida” a un nuevo paradigma económico, político, social; incluyendo por supuesto, el ámbito religioso. En otras palabras, es la instauración del Nuevo Orden Mundial cuya cabeza líder será el anticristo, tal cual la biblia lo anuncia.

La élite mundial, como siempre, haciendo uso de la mentira y del engaño, dirá que “el nuevo paradigma social” (¿Nueva normalidad?), apuntará hacia la paz y la seguridad de toda la humanidad. ¿no es eso lo que precisamente dice la profecía bíblica?

“…cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina” 1ª Tesalonicenses 5:3

La esperanza de los hijos de Dios

Amados hermanos, en primer lugar, no perdamos nunca la perspectiva de que sobre todo lo que está pasando y que estamos viendo, y aun mas, de lo que pasará en el futuro; está el Dios Soberano quien siempre tiene el control de todas las cosas. Él es quien permite todas las cosas mediante su decisión soberana. Nada ocurre por el azar o la mera circunstancia. Eso es lo primero.

En segundo lugar, no olvidemos que llegará el día tan esperado por la iglesia de Cristo; cuando El Señor nos arrebate de este mundo de maldad antes de que se desate el terrible tiempo de juicio en toda la tierra. Esa es la esperanza de todo creyente y es lo que nos produce un gozo inefable y glorioso. La biblia dice:

“Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos, para una herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible, reservada en los cielos para vosotros, que sois guardados por el poder de Dios mediante la fe, para alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo postrero. En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas, para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual, aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo, a quien amáis sin haberle visto, en quien, creyendo, aunque ahora no lo veáis, os alegráis con gozo inefable y glorioso” 1ª Pedro 1: 3-8

Que la gracia de nuestro Señor y Salvador Jesucristo no ayude a seguir esperándole con gozo, a pesar del tiempo de prueba que estamos cruzando. Que así sea. Amen. Maranata.

PEL 05/2020

3 Comentarios

  • Ximena

    Gracias a nuestro Padre y al Señor Jesucristo…….. porque seremos guardados por el poder de Dios mediante la fe, para alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo postrero ….
    El Señor está a la puerta …….. Amén.

  • Roberto Fernando Fariña Morales

    El Señor bendiga la claridad del texto difundido en esta página, es tanto mi gozo por haber encontrado un artículo consistente y desafiante para nuestra generación, que me he permitido remitirlo a mis contactos. Por lo tanto, gracias a Dios por vuestro acierto en vislumbrar el trasfondo que nuestra situación, de pandemia global, nos esta ocasionando y que pretende distraernos del centro de nuestra peregrinacón…

    Dios les siga usando para retornarnos el verdadero sentido común cristiano… Paz de Cristo.

  • Roberto Fernando Fariña Morales

    El Señor bendiga la claridad del texto difundido en esta página, es tanto mi gozo por haber encontrado un artículo consistente y desafiante para nuestra generación, que me he permitido remitirlo a mis contactos. Por lo tanto, gracias a Dios por vuestro acierto en vislumbrar el trasfondo que nuestra situación, de pandemia global, nos esta ocasionando y que pretende distraernos del centro de nuestra peregrinación…

    Dios les siga usando para retornarnos el verdadero sentido común cristiano… Paz de Cristo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *