• Devocional

    ESTO NO ES TODO

    “y a los que justificó, a éstos también glorificó” Romanos 8: 30c Nunca debemos olvidar que el evangelio es eterno. Es decir, proviene desde la eternidad y se proyecta hacia la eternidad. Aunque en la eternidad no existe el tiempo, quizás es más fácil entender el concepto de eternidad “pasada y futura”. El evangelio fue diseñado en la “eternidad pasada”, se manifiesta en el plano temporal, pero se proyecta hacia la “eternidad futura”. La biblia dice que la misericordia de Dios es “desde la eternidad y hasta la eternidad” (Salmos 103: 17). Dios es eterno y el evangelio también. Pablo nos enseña la extensión de este evangelio eterno que comienza…