contadores

A MI ME ENSEÑARON QUE…

1. Los miembros de una iglesia tienen que dar el diezmo, es decir, entregar el 10% del dinero correspondiente al ingreso familiar… ¿Qué enseña la biblia al respecto?

Respuesta: La biblia enseña que el diezmo era un impuesto determinado por Dios exclusivamente para pueblo de Israel (Deut. 14:22-29 / Mal. 3: 6-10) y su objetivo era el mantenimiento de la casta sacerdotal de la tribu de Levi y ayudar a los desamparados tales como a la viudas, los huérfanos y al extranjero. El diezmo nunca fue dinero y tampoco se realizaba de manera mensual. Consistía en alimentos producidos por la tierra de Israel, por lo tanto, sería absurdo aplicar este impuesto a personas que no habitan en “la tierra” de Israel.

Por otra parte, no hay ninguna enseñanza neotestamentaria que ordene o tan solo sugiera que los creyentes de la iglesia de Cristo, deban mantener esta práctica judaica. La iglesia se sustenta a través de la colecta u ofrenda, y la cantidad es voluntaria y esta sujeta según a lo que cada uno ha sido prosperado (1 Cor.16:2) y a lo que cada uno propone en su corazón (2 Cor. 9: 7). Toda enseñanza fuera de este marco de sana interpretación es un acomodaticio y es torcer lo que la biblia enseña.

2. Las mujeres no pueden usar pantalones… ¿Qué enseña la biblia al respecto?

Respuesta: Como primera cosa, debemos precisar que la palabra pantalón no existe en el texto sagrado. Los argumentos que se esgrimen para establecer la prohibición a la mujer de usar pantalones se basa en un pasaje del antiguo testamento ubicado en Deuteronomio 22:5

“No vestirá la mujer traje de hombre, ni el hombre vestirá ropa de mujer; porque abominación es a Jehová tu Dios cualquiera que esto hace”

El aplicar este mandamiento como regla cristiana presenta 02 problemas, primero, que es una instrucción enmarcada dentro de la Ley Mosaica y segundo, que en tiempos bíblicos ambos, mujer y hombre, se vestían con atuendos similares, es decir, polleras; por lo tanto, no se aplica a nuestro tiempo. Lo que la biblia enseña es que exista una definición clara entre un hombre y una mujer, y no solo en la vestimenta, sino que en el peinado y en su presencia general. Por ejemplo, el apóstol Pablo habla en 1 Corintios 11: 1-16 respecto al uso del cabello para diferenciar a un hombre y una mujer, también el apóstol Pedro indica en 1 Pedro 3:1-5 respecto al atavío de la mujer; siempre el énfasis esta en el pudor, el decoro y la modestia y no en la prohibición de tal o cual prenda de vestir, y no podría ser de otra forma, ya que en las iglesias actuales que dicen agradar a Dios prohibiendo el uso del pantalón, en reemplazo usan vestidos a veces mucho mas indecorosos. Esto es legalismo e hipocresía, lo cual debemos extirpar de las iglesias.

3. El pastor es el ungido de Dios y no hay que contradecirlo ni dudar de él… ¿Qué enseña la biblia al respecto?

Respuesta: La biblia enseña que en la iglesia todos tenemos la unción (1 Juan 2: 20-27) y que el único ungido de manera singular es exclusivamente nuestro Señor Jesucristo. Ningún hombrecito se puede autoproclamar así. El que diga que es “el ungido” de manera singular, se transforma literalmente en “cristo” dado que esta palabra en griego significa “ungido”, por lo tanto, vendría a ser un “anti-Cristo”, es decir, alguien “en lugar de Cristo”. Un legítimo siervo de Dios aborrece la reverencia y la pleitesía que los feligreses acostumbran a entregar a los hombres.

Por otra parte, en la iglesia primitiva no existía “un pastor” a cargo de la congregación, sino que varios, un cuerpo de ancianos, obispos o pastores cuyos términos son sinónimos y jamás significa jerarquía eclesiástica. (Hechos 15:4, 20: 17, Tito 1:5, Filipenses 1:1). El Señor lo dijo con tanta precisión: “Pero vosotros no queráis que os llamen Rabí; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo, y todos vosotros sois hermanos” Mateo 23:9

4. El bautismo es para lograr la salvación… ¿Qué enseña la biblia al respecto?

Respuesta: La biblia dice: “El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado” Marcos 16:16

En simple lectura de este pasaje, descubrimos absolutamente que la única acción que determina la salvación de una persona, es el creer. De lo contrario, debería decir que la condenación es por: “no creer y por no ser bautizado”.

La salvación no es por lo que hagamos o dejemos de hacer. No es por obras para que nadie se gloríe (Efesios 2:8-9) No es por votos de consagración, no es por litros de sudor ni por méritos acumulados. Es exclusivamente por creer. Ahora bien, pero ¿por qué dice la Biblia: “El que creyere y fuere bautizado, será salvo”? Es importante considerar esta pregunta para poder argumentar que solo la fe, es decir, solo “el creer” es lo que hace salvo a un individuo.

El acto del bautismo no es la causa de la salvación, sino que la consecuencia de la fe en un verdadero creyente. En otras palabras, el individuo no se bautiza para ser salvo, sino que se bautiza porque ya es salvo y desea obedecer al Señor Jesús. Los que pretendan incluir obras, sacramentos, votos, sacrificios, etc., a la obra de la salvación, están contradiciendo al autor y consumador de la fe; nuestro Señor Jesucristo. El bautismo, es una muestra de obediencia del creyente hacia su Señor y jamás llega a ser un acto de co-redención o co-participación en la tarea de salvar.

5. Se debe usar corbata en la iglesia… ¿Qué enseña la biblia al respecto?

Respuesta: Aunque parezca un asunto de Perogrullo, debemos dejar en claro que la biblia no menciona la palabra corbata ni menos el mandamiento a usarla. Mandar a usarla, es parte del legalismo eclesiástico que insiste en enfatizar la vestimenta por sobre el estado interno de la persona. Así juzgaban los fariseos hipócritas a Juan el bautista que vestía de manera estrafalaria tan distinto a los religiosos.

Curiosamente el origen de la corbata proviene desde “la mitad del siglo XVII, con la llegada a Francia de los mercenarios croatas. Con su traje tradicional llevaban un pedazo de tela blanca, la anudaban formando una rosita y dejando colgar las extremidades encima del pecho” (Enciclopedia libre – Wikipedia) Además, se debe considerar que el uso milenario de la corbata, se remonta a civilizaciones paganas que daban connotación de sexualidad y vanidad según su nudo al cuello. Después de este argumento ¿osa alguien defender lo indefendible?

6. Es pecado ir al cine… ¿Qué enseña la Biblia al respecto?

Respuesta: La biblia dice: “Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna” 1 Corintios 6:12

Es importante precisar que pecado no solo es hacer lo malo, sino que no hacer lo bueno pudiendo hacerlo. A veces el criterio religioso de las personas ve pecaminosidad en todas las cosas y la vida cristiana se transforma en el cumplimiento de mandamientos y doctrinas de hombres que no tienen sustento bíblico. El texto selecto indica que lo ilícito de las cosas lo determina la conveniencia para nuestra vida de cristiano. Si alguien va al cine ¿Por qué va ser pecado? La pregunta que debería hacerse cada creyente es ¿Qué voy a ir a ver al cine? ¿Me conviene a mi vida espiritual lo que voy a ir a ver al cine? ¿Cuándo voy a ir al cine? ¿Iré el día y a la hora cuando tengo reunión con mis hermanos en la iglesia? Estas son las preguntas que para cada cosa determinan su legitimidad. Alguien dijo una vez de manera fanática y legalista que “el televisor es el cajón del diablo” y todos sus seguidores e imitadores desecharon los aparatos de TV, no obstante, ahora vemos al mentor y sus seguidores predicando en la televisión.

7. No se debe tomar vino… ¿Qué enseña la Biblia al respecto?

Respuesta: La biblia no condena al vino, sino que la borrachera.

El Señor Jesús transformó el agua en vino y él mismo habló del “buen vino” (Juan 2: 1-10), la cena del Señor se constituyó con una copa de Vino (Mateo 26:27), el apóstol Pablo le aconsejó a Timoteo beber vino (1 Tim. 5: 23) No hay ninguna prohibición a beber un poco de vino, pero sí se advierte el pecado de la embriaguez debido a los efectos nocivos de beber en demasía. La biblia dice: “…el que es dado al vino es traicionero, hombre soberbio, que no permanecerá” Habacuc 2: 5

8. Las mujeres no deben hablar en la congregación… ¿Qué enseña la Biblia al respecto?

Respuesta: Según algunos enseñadores los pasajes de 1 Corintios 14: 34 y 1 Timoteo 2:11-12 ordenan el silencio absoluto de la mujer en una congregación. No obstante, la correcta exegesis de estos pasajes paralelos apunta a la restricción respecto a la enseñanza mientras exista un hombre a quien El Señor le ha consignado el ministerio de la Palabra. Presentar lo contrario, significaría un silencio absoluto (ni cantar, ni conversar, ni proferir palabra alguna, etc.) lo que entraría en conflicto con lo que el mismo apóstol enseña en 1Corintios 11:5

“Pero toda mujer que ora o profetiza con la cabeza descubierta, afrenta su cabeza”

Aquellas iglesias que obligan el uso del velo en la mujer, prohíben que la mujer hable, pero la biblia enseña algo muy distinto ya que podrían orar y profetizar (predicar) pero con la cabeza cubierta. Como vemos, no podemos sentar doctrina dogmática cuando no hay suficiente argumento. Como conclusión, la mujer sí puede preguntar, de lo contrario ¿que pasaría con las hermanas viudas, solteras, separadas o casadas con maridos inconversos que no pueden preguntar en casa a sus esposos, tal como la admonición apostólica lo indica?

La mujer también puede hacer clases de escuela dominical a niños y jóvenes, servir como diaconisa tal cual la hermana Febe que aparece en Romanos 16: 1. Amados hermanos, tengamos cuidado con la misoginia ya que a veces se oculta tras el legalismo.

9. La salvación se pierde y depende solo de uno… ¿Qué enseña la Biblia al respecto?

Respuesta: Aunque es difícil responder de manera escueta y sin detalle un tema tan trascendental y delicado como este, debemos decir de manera categórica y sin ninguna posibilidad de duda, que la biblia enseña la seguridad eterna del creyente. En primer lugar, debido a la eficacia del sacrificio, la muerte y resurrección del Salvador y en segundo lugar, debido a la decisión soberana de aquel que escoge y preserva para vida eterna. Tan solo citar el pasaje bíblico que dice: “Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano” Juan 10: 27-28, debería ser suficiente para aceptar que la salvación descansa en la obra y preservación del Salvador, no obstante, en beneficio de aquellos que insisten en que el hombre puede y debe aportar a su propia salvación, es necesario revisar los siguientes pasajes (Juan 6:39, 13:1, 17:11-15, Hechos 13:48, Rom. 8:39, 9:16, Fil. 1: 6, Ef. 1: 3-14, 4:30, Heb. 7:25, Jud.24) Estos textos, entre tantos otros, nos enseñan que la salvación es un plan eterno, por lo tanto, la obra salvadora y preservación de la misma, depende exclusivamente del Señor y no podría ser de otra forma ya que todo es de Él, y por Él y para Él para que en todo Él reciba la gloria (Romanos 11:36)

10. El bautismo del Espíritu Santo es una experiencia posterior a la conversión…¿Qué enseña la Biblia al respecto?

En primer lugar debemos indicar que la biblia no habla del bautismo “DEL” Espíritu Santo, sino que del bautismo “EN, CON o POR” el Espíritu Santo.

“Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo” 1 Corintios 12:13

“…él os bautizará en Espíritu Santo” Mateo 3:11

“Porque Juan ciertamente bautizó con agua, mas vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo dentro de no muchos días” Hechos 1:5

La biblia no enseña que el Espíritu Santo es el que bautiza, sino que el mismo Cristo es el que bautiza “EN, CON o POR” el Espíritu Santo. Ahora bien, respecto a cuando ocurre este evento; la biblia indica que es simultáneo, es decir, al mismo tiempo que la conversión de un individuo y jamás se dice que es posterior al momento de la misma. De otro modo tendríamos que afirmar que hay creyentes con o sin el Espíritu Santo, y eso sería una falsa enseñanza.

“Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él” Romanos 8:9

“En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa” Efesios 1: 13

Aquellos que insisten en afirmar que la enseñanza de este bautismo es una experiencia posterior a la conversión de un individuo y procuran basarse en pasajes como Hechos 2: 4, 8:15, 10:44 ó 19:6, lamentablemente revelan su falta de respeto a las reglas básicas de interpretación bíblica y sana exégesis de las escrituras. Dichos pasajes se orientan solo a casos excepcionales en el marco de los inicios de la iglesia de Jesucristo y su trato con todos los hombres sean judíos o gentiles, es decir, a Judíos (hechos 2), a Samaritanos (hechos 8), a gentiles en el caso de Cornelio (hechos 10) y a los discípulos de Juan el Bautista (hechos 19).

11. Que la evidencia de haber recibido el Espíritu Santo es hablar en lenguas……¿Qué enseña la Biblia al respecto?

La biblia enseña que todos los creyentes tienen el Espíritu Santo, de lo contrario no son creyentes.

“Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él” Romanos 8:9

Aquellos que enseñan lo contrario al pasaje citado, tendrían que además confirmar que existen cristianos con o sin el Espíritu Santo, lo cual es absolutamente anti bíblico. La biblia es clara en enseñarnos que la salvación de un individuo y recibir el Espíritu Santo es algo que ocurre al mismo tiempo.

“En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa” Efesios 1: 13

Ahora bien, respecto del asunto de “las lenguas”, es necesario precisar que por primera vez en la historia de la iglesia, fue el movimiento Pentecostal y sus inicios a finales del siglo IXX, quien comenzó a enseñar que “las lenguas” se trataban de palabras ininteligibles o extáticas y que eran la evidencia de haber recibido el Espíritu Santo, es decir, nadie antes habría tenido el Espíritu Santo ya que no existió registro de aquella nueva experiencia; lo cual es absurdo y anti bíblico. ¿acaso hermanos responsables y admirables como Lutero, Calvino, Darby o el mismo Spurgeon, entre otros, no tenían el Espíritu dado que ellos jamás hablaron en lenguas?

La biblia es clara en enseñar que “las lenguas” eran idiomas y fueron usadas para pregonar el evangelio en diferentes lugares y con diversos dialectos en la era apostólica.

“¿Cómo, pues, les oímos nosotros hablar cada uno en nuestra lengua en la que hemos nacido?” Hechos 2:8

Toda interpretación fuera de la enseñanza clara de la Biblia es subjetivismo basado en experiencias personales.

12. A mí me enseñaron que….Dios ama al pecador, pero aborrece el pecado… ¿Qué dice la biblia al respecto?

R) La biblia dice en Salmos 5: 4-5 “Porque tú no eres un Dios que se complace en la maldad; El malo no habitará junto a ti. Los insensatos no estarán delante de tus ojos; Aborreces a todos los que hacen iniquidad”  La biblia es precisa en enseñarnos que Dios aborrece al pecador y por supuesto al pecado. Lejos de aquella premisa humana que ha sido parte de nuestro lenguaje evangélico por años al decir que “Dios ama al pecador”, las santas escrituras nos revelan la profunda ira de Dios Santo que no tolera la iniquidad ni a quien las comete.

Esta verdad irrefutable nos permite dimensionar la estatura de la justicia de Dios y de su amor, es decir, mientras los hombres solo quieren concebir a un “dios de amor” que tolera el pecado de manera condescendiente, la biblia nos advierte que su amor no es más alto que su justicia, y que él juzgará al pecador. Dios como ama la justicia, así también, aborrece al pecado y al pecador. Es aquí donde se resalta la grandeza de la gloria de la eterna  salvación en Cristo Jesús; tal como lo dice Pablo a los Romanos 5:8 “Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros” Dios nos aborrecía por nuestro pecado, pero en su grande muestra de su amor y misericordia, nos salvó por su gracia y para su gloria.

 

13. A mí me enseñaron que….El alma duerme esperando la resurrección… ¿Qué dice la biblia al respecto?

R) Esta doctrina  que proviene de algunas sectas como por ejemplo los adventistas del séptimo día y los testigos de Jehová, enseña que cuando un creyente muere, su alma permanece en reposo “durmiendo” hasta el día de la resurrección. Este error de enseñanza proviene de una mala interpretación a partir de la traducción literal de la palabra “cementerio” que su origen denota un dormitorio. Para los creyentes una persona que muere salvada, solo duerme esperando la resurrección. Es lo dice Pablo en  1 Tesalonicenses 4: 13-15  “Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza. Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él. Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron” Este “dormir” del que habla Pablo, de ninguna forma significa que el alma es la que duerme, sino que es la expresión más elegante o eufemismo de la palabra muerte. Por eso que en el verso 16 del mismo capítulo 4, Pablo agrega: “…y los muertos en Cristo resucitarán primero” es decir, aquellos que murieron o durmieron en Cristo. Desde el antiguo testamento que se enseña que los creyentes duermen esperando la bendita esperanza de la resurrección.

Respecto al alma y al espíritu del creyente, la biblia no enseña de ninguna forma que entran a un estado de sueño o inconciencia, sino que  estas partes etéreas del ser humano, al momento de la muerte, parten inmediatamente a la presencia del Señor (2 Cor. 5:6-8, Filip. 1:23, Ec. 12:7)

 

14. A mí me enseñaron que….El hombre es el que decide ser salvo y que acepta al Señor… ¿Qué dice la biblia al respecto?

R) La biblia enseña que el nombre natural, es decir, no creyente; no puede aceptar nada que provenga de Dios porque está muerto en sus propios delitos y pecados (EF.2:1).

Este es el gran tema (a veces polémico) del libre albedrío.

Esta libre capacidad de elección o libre albedrío, el hombre la tuvo antes de la caída de Gen. 3, es decir, durante el período de la inocencia cuando había una perfecta comunión con Dios. Allí el hombre y su mujer  estaban desnudos, pero no se avergonzaban (Gen. 2:25, pero cuando entró el pecado, el estado del hombre pasó de la inocencia a la conciencia, por lo tanto, Adán y Eva se avergonzaron de su desnudez y huyeron de la presencia de Dios. A partir de allí comienza la generación de una humanidad sin libre albedrío porque estaba muerta por causa del pecado. En otras palabras, el hombre en su naturaleza “adámica” NO puede aceptar ni buscar a Dios para su redención. La biblia dice: “Como está escrito: No hay justo, ni aun uno; No hay quien entienda. No hay quien busque a Dios. Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno” Romanos 3:10-12

La enseñanza de que el hombre “acepta al Señor” solo se basa en un pasaje aislado ubicado en Juan 1:12 que dice: “Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios”. Se enseña que el hombre de su propia voluntad “acepta” al Señor y  se convierte voluntaria e inmediatamente en un hijo de Dios.

Sin embargo, se elude el versículo 13 que dice: “los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios”. Es decir, la voluntad de ser hijo de Dios no radica en el hombre, sino que en Dios mismo. El nuevo nacimiento es un hecho que parte de la voluntad divina,  debido a que el hombre no puede hacer nada por sí mismo. En resumen, Dios es el que decide buscar y llamar al hombre pecador (Gen. 3: 9), Dios  le da vida al hombre muerto en delitos y pecados (Ef.2:1, 5),  Dios abre el corazón al pecador para que atienda a las escrituras (Hech. 16: 14), Dios convence al pecador de su condición (Juan 16:8), Dios atrae al pecador a Cristo para salvación (Juan 6: 44). Estos pasajes entre tantos otros, enseñan que el hombre no es quien decide o acepta ser salvo, sin que es Dios como muestra de su soberanía y de su amor quien decide escoger y salvar al pecador.

 

15. A mí me enseñaron que….el reino de Dios es aquí y ahora… ¿Qué dice la biblia al respecto?

Esta es la afamada enseñanza “dominionista” del “reino ahora o kingdomnow” y su teología consiste en que no debemos esperar al rey para reinar, sino que ahora “la iglesia” es la que debe conquistar y gobernar todos los poderes temporales. Esta  idea se remonta desde las  enseñanzas de Orígenes de Alejandría y de Agustín de Hipona en el siglo IV, y que es parte de las bases del catolicismo Romano. Esta teología niega la vigencia de Israel como pueblo escogido de Dios,  y presenta a la iglesia como la sucesora. En otras palabras, se habla de la “teología del reemplazo”. Para los seguidores de esta doctrina, Israel ha sido desechado, y ahora es el turno de la iglesia. Por tal razón, niegan la enseñanza del arrebatamiento y del carácter peregrino de la iglesia, y enseñan que los cristianos deben buscar la conquista del mundo, la prosperidad  integral del individuo, la unidad de todos los credos, etc.etc.

Pero la biblia enseña todo lo contrario; primero que Israel no ha sido desechado. “Digo, pues: ¿Ha desechado Dios a su pueblo? En ninguna manera” Romanos 12:1. La biblia enseña que hay dos pueblos escogidos por Dios; uno terrenal con promesas terrenales  llamado Israel y otro espiritual con promesas celestiales llamado “la iglesia” (Deut. 7: 13, Ef. 1:3).Es imposible mantener una armonía en la interpretación bíblica si no reconocemos los períodos y a estos dos pueblos claramente definidos en las santas escrituras, por tal razón hoy se enseña la vigencia del diezmo, de las primicias, de los levitas y la observancia de rituales dentro de la iglesia.

Los dominionistas o enseñadores de la teología del reino ahora, predican que no hay arrebatamiento, pero la biblia dice: “Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor” 1 Tesalonicenses 4:17. La iglesia primitiva y todos los creyentes fieles a la Palabra de Dios aman la venida del Señor y lejos está de ellos la fiebre dominionista de “pinky y cerebro”, de conquistar el mundo. Por el contrario, el consuelo de los verdaderos peregrinos y extranjeros es amar la venida del Señor (2 Tim. 4:8), alentarse con esa noticia (1 Tes. 4:18), y ansiar su venida (Juan 14:1-3, Fil. 3: 20-21, Apoc. 22:17)

 

16. A mí me enseñaron que….si un creyente no habla en lenguas, es porque aún no ha sido bautizado con el Espíritu Santo… ¿Qué dice la biblia al respecto?

R) La biblia dice que todo aquel que cree es bautizado y sellado con el  Espíritu Santo (Ef. 1: 13, 1Cor 12:13), de lo contrario tendríamos que decir que hay creyentes con y sin el Espíritu Santo, lo cual es un absurdo. La biblia dice: “Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él” Romanos 8:9b.

Las lenguas que aparecen en la biblia siempre fueron idiomas y no jerigonzas como el pentecostalismo y sus derivados reclaman. Si observamos objetivamente los pasajes de Hec. 2, 8, 10, 19, 1Cor.12, 13 y 14, la enseñanza es una y solo una: Las lenguas son idiomas dadas en un tiempo como señal a los incrédulos (1 Cor.14:22). Dios testificaba por medio de este don en medio de la predicación del evangelio. Debemos entender que la biblia con sus 66 libros aun no existía, por lo que una de las señales que autenticaban el mensaje apostólico,  era precisamente las lenguas. Nunca se enseña que hablar en lenguas era una evidencia de que alguien había recibido el Espíritu Santo y que aquello se transformara en un estándar de experiencia para las generaciones futuras. Esta enseñanza es exclusivamente pentecostal y no radica en el legado apostólico y en la doctrina de la iglesia primitiva.

17. A mí me enseñaron que….la iglesia pasará por la gran tribulación… ¿Qué dice la biblia al respecto?

R) La biblia dice que “Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús” Romanos 8:1 Este pasaje entre otros textos, nos enseñan que la iglesia está libre de toda condenación o juicio, por lo tanto, no hay compatibilidad alguna con pensar que la iglesia pasará por este período terrible en donde la ira santa de Dios se derramará sobre este mundo de maldad. Es el mismo apóstol Pablo quien declara: “Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo” 1 Tesalonicenses 5:9,  “y esperar de los cielos a su Hijo, al cual resucitó de los muertos, a Jesús, quien nos libra de la ira venidera” 1 Tesalonicenses 1: 10

La ira venidera se manifestará en un periodo que la biblia lo llama como “la gran tribulación” (Mat. 24:21) cuyos desastres naturales, guerras, hambres, pestilencias y muerte llenarán  este mundo. No tendría sentido alguno decir que Cristo Jesús dijo en la cruz “consumado es” (Jn.19:30) y luego pensar que nosotros vamos a pasar un período de juicio, insistiendo que no todo ha sido consumado. Es más, es un insulto a Dios y es despreciar la obra de la cruz.

Esta enseñanza proviene de aquellos que insisten en que algo debemos aportar para entrar al reino de los cielos, en este caso, soportar el tiempo de aflicción durante la tribulación. Pero la biblia es clara en afirmar que ese tiempo está determinado para su pueblo Israel y no para la iglesia.

18. A mí me enseñaron que….la iglesia es la Israel espiritual… ¿Qué dice la biblia al respecto?

R) En primer lugar debemos decir categóricamente que la biblia enseña que hay dos pueblos escogidos por Dios; uno terrenal con promesas terrenales el cual es Israel, y otro espiritual con promesas celestiales: La iglesia (Deut. 7: 13, Ef. 1:3).

Aquellos que enseñan la llamada teología del reemplazo, insisten en que Dios ha desechado a su pueblo Israel, y que ahora es el turno de la iglesia para cumplir con las demandas divinas. Por tal razón, dicen ellos, todas las promesas para Israel, ahora recaen en la Iglesia. De ahí que tenemos como prácticas  en la llamada iglesia actual, el diezmo, las primicias, los levitas, los ungidos, etc. etc.

La biblia es determinante cuando enseña que Israel no ha sido desechada  (Rom.11:1) y que todo lo que ha pasado con este pueblo escogido es parte de un plan soberano de Dios (Rom.11: 25) y que en el cumplimiento de los tiempos, todo Israel será salvo (Rom. 11:26).

Las promesas de Dios fueron entregadas a Abraham a perpetuidad, y así como Israel será salvo, así también la iglesia. Por consiguiente, la iglesia No es la Israel espiritual como se enseñan en muchos lugares evangélicos.

19. A mí me enseñaron que….los niños se van al infierno si no se convierten antes de morir… ¿Qué dice la biblia al respecto?

R) Este tema es difícil de responder al no tener un pasaje bíblico claro y determinante frente a este asunto. La biblia enseña que el pecado viene desde el vientre de nuestra madre (Sal. 51:5) y por lo tanto, los niños ya son portadores del pecado. No obstante, al igual que personas que están inhabilitadas para entender el evangelio (como niños o adultos con deficiencia mental, autistas, etc.) algunos comentaristas y estudiosos de la sagrada escritura se inclinan por la idea de que  hay una esfera de inocencia que cubre a aquellos que aún no tienen  la capacidad de conciencia de su propio pecado y por consiguiente, la noción de culpa y de arrepentimiento. En otras palabras, Dios en su infinita sabiduría, gracia y misericordia, extiende la justicia de la obra de la cruz hacia criaturas así.

Algunos indican que así como Dios no perdonó a los niños durante las batallas contra sus enemigos y durante la conquista de la tierra prometida, los niños actuales  también son mirados en esa óptica, es decir, si un niño no se arrepiente y no confiesa su pecado a Dios pidiendo salvación en Cristo, éste será condenado por toda la eternidad.

La pregunta es ¿Cuándo un niño está capacitado para reconocer su pecado, su culpa,  arrepentirse entendiendo la obra de la cruz de Cristo? Evidentemente, la respuesta recae en la omnisciencia de Dios quien sabe todas las cosas y que será justo en considerar el estado de inocencia de un niño para  salvarlo, no porque no es pecador, sino que en los méritos de su Hijo y de su obra expiatoria de la cruz. Jesús dijo: “… Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de los cielos” (Mateo 19:14)Aquí el original utiliza la palabra griega  “paidia” que significa niño pequeño, como lo traduce muy bien la versión inglesa “King James” “niños pequeños”, es decir, lo suficientemente inocentes como para ser aptos para el reino de Dios. Lo que resalta el Señor con esa enseñanza,  y que se complementa con Mateo 18:3, es que nadie entrará en el reino de los cielos a menos que sea inocente como un niño, y eso lo obtenemos exclusivamente en los méritos de la cruz de Cristo.

20. A mí me enseñaron que….como hijos del Rey, debemos vivir con prosperidad económica y con salud inquebrantable… ¿Qué dice la biblia al respecto?

R) Esta enseñanza no proviene de la santa escritura, sino que del llamado “evangelio de la prosperidad” o siendo más directo “el evangelio de la codicia”. Se basa en textos asilados y descontextualizados de la biblia,  como para afirmar que la cruz de Cristo nos libró de la pobreza, de la enfermedad y de toda miseria de este mundo, por lo tanto según ellos, un creyente debe vivir prósperamente, sin enfermedades y lleno de bendiciones, de lo contrario, aquel individuo no es creyente,  le falta fe,  tiene pecados ocultos, o no está creyendo a las promesas de Dios.La verdad es que la biblia no habla de aquello. Dios nos prometió salvación y vida eterna, no en este mundo, sino que más allá del Sol (Jn. 14:1-3, Rom. 8:18-25, Fil. 3:20-21, 2 Ped. 3:13) El Señor nos advirtió que en el mundo tendríamos aflicción (Jn. 16:33), y la biblia es clara en enseñarnos que tendríamos enfermedades (Fil. 2:25-27, 1 Tim 5:23, 2 Tim. 4:20, 2 Cor. 12: 7-9, Gal. 4:13, ) Por otra parte,  la Palabra de Dios nunca nos ha garantizado prosperidad económica como lo enseñan los traficantes de almas (Prov. 30:8-9, Hec. 2:45, Rom. 15:26, Fil.4:12, 2 Cor. 8:1-2). La enseñanza de la prosperidad económica más me hace recordar la oferta tentadora de satanás cuando insolentemente le dijo al Señor: “…todo esto te daré si postrado me adorares” Mateo 4:9

21. A mí me enseñaron que….si uno es salvo, es salva toda mi familia… ¿Qué dice la biblia al respecto?

R) Esta enseñanza se basa exclusivamente en un pasaje muy mal utilizado y que está en libro de los Hechos 16:31 que versa así: “Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa”.

Una de las reglas de interpretación es la “correlación”, es decir, la comparación paralela con toda la enseñanza bíblica. Si una enseñanza se obtiene aisladamente sin una perfecta armonía con toda la revelación de Dios, aquella es una interpretación incorrecta. Por lo tanto, si decimos que si alguien es creyente y por lo tanto, toda su familia lo es, entraríamos en muchos conflictos con muchos pasajes de las santas escrituras en donde se enseña claramente que la salvación es personal y no se puede heredar o legar a nadie. Por ejemplo la biblia dice: “Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios” Jn. 1:12-13. Allí se enseña que los hijos de Dios no lo son por voluntad  humana o por legado familiar, sino que exclusivamente por voluntad de Dios. La biblia habla de “todo aquel que en él (Cristo) cree, no se pierda” (Jn.3:16). Ahora bien, que significa entonces el que Pablo y Silas  le hayan  dicho al carcelero de Filipos “Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa”, se debe interpretar en el contexto puntual de un hombre que creyó al evangelio y de la profecía que Pablo como apóstol y Silas como colaborador,  le expresaron que ocurriría, es decir, no solo que el carcelero sería salvo, sino que luego por la predicación del evangelio, toda su familia sería salvada por la gracia de Dios. “Y le hablaron la palabra del Señor a él y a todos los que estaban en su casa” Hec. 16:32. La salvación de la familia del carcelero no fue porque éste creyó, sino que cada uno de ellos creyó al evangelio, cumpliéndose así la profecía de Pablo y de Silas para la gloria de Dios.

 

 

12 Comentarios a A MI ME ENSEÑARON QUE…

  1. avatar Domingo Manzano dice:

    Gracias por vuestros comentarios que nos sirven para seguir cotejando nuestras propias experiencias y los cuales en su mayoria comparto.
    pero tengo mis dudas y veo otras cosas en las escrituras referente al tema del bautismo con el Espíritu Santo.
    para no entrar en mas lios, solo les dejo esta pregunta que discrepa de sus afirmaciones. Apolos era creyente salvo cuando predicaba ferviertemente sin haber oido hablar del bautismo en Espiritu Santo? creo que sí, pero fue instruido por los hermanos Aquila y Priscila y mas adelante en el verso 2 del cap 19 el mismo pablo le pregunta si habia recibido el Espíritu Santo cuando creyó, a lo cual contesto que ni habia oido hablar de ello, por lo que Pablo les impusu las manos y recibierón El Espíritu Santo y hablaban en lenguas y profetizaban.

    Creo que ustedes conocen perfectamente estos texto, pero no comprendo por que los ignoran siendo que otros los exponen con tanta claridad.
    quizas no son ustedes de corte “pentecostal” del cual hay mucho malo, seguro, pero eso no nos autoriza a enterrar una historia tan clara como esta, y que de una forma misteriosa, como otras tanta, nos confirma que se puede ser creyente en Cristo y Salvo, pero no haber recibido El Bautismo en el Espiritu Santo, que no es lo mismo que tener el Espiritu Santo sin el cual es evidente y bien bíblico no podemos ni siquiera acercarnos a Cristo. y aqui es donde surge la controversia.
    pero lo que queda claro es la historia de Apolo, que predicaba a CRISTO y fervientemente y por lo que vemos, no dicen que se convirtió ahí, ni que fue salvo en ese momento, así que dejamos bien claro que ya era creyente y salvo.

    • avatar Ximena dice:

      Hermano Domingo
      Quise compartir con usted este estudio, debido a su comentario me inquiete, situación que me llevo a buscar y escudriar la Escritura, encontrando dentro de varios con este articulo para que lo lea, esperando que el Señor nos de el discernimiento para que así podamos creer su Palabra, la cual nos hara libres y nos protegera de todo engaño.

      Algunas personas tienen un extraordinario talento natural para hablar en público. Unos pocos poseen un gran contenido en su mensaje. Cuando Apolos llegó a Éfeso, poco después de la partida de Pablo, de inmediato causó impacto. Habló con denuedo en público, interpretando y aplicando las Escrituras del Antiguo Testamento de manera eficaz. Debatió con los oponentes del cristianismo con energía y eficiencia. Aquila y Priscila no tardaron en observarlo.

      La pareja rápidamente concluyó que Apolos no conocía la historia completa. Su predicación se basaba en el Antiguo Testamento y en el mensaje de Juan el Bautista. Tal vez instaba a que la gente se arrepintiera y se preparara para la venida del Mesías. Aquila y Priscila lo llevaron a su casa y lo pusieron al tanto de lo sucedido. Luego que le narraron la vida, muerte y resurrección de Cristo y la venida del Espíritu Santo, Apolos debe haber visto con más claridad las Escrituras. Ahora que poseía el evangelio completo se llenó de nuevas energías y denuedo.

      Apolos de inmediato decidió viajar a Acaya. Sus amigos en Éfeso pudieron enviar con él una elogiosa carta de presentación. Muy pronto llegó a ser el campeón verbal de los cristianos en Corinto, debatiendo con los oponentes del evangelio en público. Como suele ocurrir a menudo, las habilidades de Apolos al final crearon problemas. Algunos de los corintios comenzaron a seguir a Apolos en lugar de su mensaje. Pablo tuvo que confrontar a los corintios por su divisionismo. Habían formado pequeños grupos identificándose con el nombre del predicador favorito. Apolos abandonó Corinto y vaciló en regresar. Pablo le escribió a Apolos con mucho amor, como a compañero en el ministerio, como al que «regó» las semillas del evangelio que Pablo plantó en Corinto. Pablo menciona por última vez a Apolos en forma breve cuando escribe a Tito. Todavía era un viajero representante del evangelio que merecía la ayuda de Tito.

      Sus habilidades naturales pudieron haberlo hecho sentir orgulloso, pero Apolos demostró que estaba dispuesto a aprender. Dios usó a Priscila y Aquila, quienes tenían conocimientos frescos debido a los meses de aprendizaje junto a Pablo, para que dieran a Apolos el evangelio completo. Ya que este no dudó en ser un estudiante, llegó a ser un mejor maestro. ¿Cuánto influye en su disposición a aprender los esfuerzos de Dios en ayudarle a ser todo lo que Él quiere que usted sea?

      Puntos fuertes y logros:
      • Un predicador dotado y persuasivo y un gran apologista en la iglesia primitiva.
      • Dispuesto a que lo enseñen.
      • Uno de los posibles candidatos del escritor desconocido de Hebreos.
      Lecciones de su vida:
      • La comunicación eficaz del evangelio incluye la entrega de un mensaje veraz con el poder de Dios.
      • Una defensa verbal clara del evangelio puede ser un buen medio para animar a los creyentes y, al mismo tiempo, convencer a los incrédulos de la verdad.
      Datos generales:
      • Dónde: Alejandría, Egipto.
      • Ocupaciones: Predicador viajero, apologista.
      • Contemporáneos: Priscila, Aquila, Pablo.
      Versículos clave:
      «Este había sido instruido en el camino del Señor; y siendo de espíritu fervoroso, hablaba y enseñaba diligentemente lo concerniente al Señor, aunque solamente conocía el bautismo de Juan. Y comenzó a hablar con denuedo en la sinagoga; pero cuando le oyeron Priscila y Aquila, le tomaron aparte y le expusieron más exactamente el camino de Dios» (Hechos 18.25, 26).p

      Bendiciones

  2. avatar Domingo Manzano dice:

    Referente a las lenguas, veo claramente que ustedes no solo no son de corte “pentescostal” de lo cual como dije antes hay mucho malo,pero veo que no solo no son de esta linea, lo cual me parece bien, pero están tratando de luchar contra ella, pero la Biblia es la Biblia y no podemos ignorar lo que dice.
    El Apostol Pablo trató de apaciguar el entusiasmo de las lenguas en las congregaciones, pero lo queda evidente es que fueron “lenguas como de fuego” y más adelante Pablo habla de “lenguas angelicales” o humanas, pero nunca se dice que estas lenguas fueran humanas y deja bien claro otras lenguas.

    otra cosa será que muchas de las manifestacuiones de la actualidad sean inventadas, falsas o lo que sea, pero interpretar al antojo algo tan evidente o decir que fue para la Iglesia primitiva es como decir que la salvación y los dones tambíen fueron para los creyentes del inicio.

    La Biblia sigue actualizada y su palabra es y será la misma y aconteceran las mismas cosas, siempre que El quiera, ayer, hoy y mañana.

    saludos cordiales y bendiciones.

  3. avatar Domingo Manzano dice:

    Disculpen, solo una nota mas. no creo que sea posible que una burra hable el lenguaje humano, así que en la historia de Balaan, solo cabe una explicación que cualquier bramido de la bestia fue oida por Balaan por que Dios abrio el oído de este, ya que no había otra posiblidad en ese momento, de forma que Balann recibiera el mensaje.
    en Pentecosté dice que recibieron “lenguas como de fuego” e iban como ebrios y ni estaban ebrios no hablaban idiomas, sino que Dios hizo que cada cual recibiera el mensaje de Cristo en su entendimiento natal.

    un ejemplo más, Dios habla Castellano o Alemán, evidentemente el lenguaje de Dios no es ni el uno ni el otro, el lenguaje de Dios es el que es y cada ser humano lo recibe en el lenguaje que entiende.
    Si no sabemos explicar todo lo de Dios, dejemoslo para que El lo revele.
    con mucho respeto les saludo cordialmente.

  4. avatar Maritza Rojas Leiton dice:

    tengo muchos años de conocer del Señor,por causa de un falso pastor me aleje de Dios,casi 20 tristes años.Cuando tuve una prueba muy dura, recorde que mi Dios era poderoso, y me reconcilié con El.Despues de muchos años de haber sido bautizada en una iglesia Bautista, una noche en mi dormitorio,tuve una visitación ,solo así puedo llamarlo,un golpeen el pecho de su espíritu que me produjo un gozo inefable, indescriptible,me despertó y no podía dejar de adorarlo,sentía un calor en el pecho y algo que casi me ahogaba de la felicidad, solo mis hermanos en Cristo saben de qué hablo,en realidad eso me dió “poder”nunca más volví a sentir verguenza de testificar de el,con denuedo como Pedro.Mi vida espiritual cambió.Ese día el me selló.algunas veces he estado con el Espíritu contrictado pero El me llena de nuevo con su palabra,doy fe que aunque el me ha hablado con voz audible tres veces ,y lo he pedido diciendo Señor si esto es tuyo damelo,y lo he procurado con lágrimas, jamás he hablado lo que llaman ahora “lenguas”yo podría repetir como una lora:raba lavarasaba sandaralabarasa, pero no se si estoy alabandolo o siendo usada por el maligno para maldecirlo.Una vez un pastor dijo y delante de Dios lo digo :”caca como” hablando en “lenguas” y mis hijas y yo lo oimos.Es esto de Dios?yo prefiero no hacer alarde de una espiritualidad falsa, que repetir cuatro palabras que sabrá mi Dios que son.Que la pasen bien y el Dios de la verdad los guíe.

  5. avatar yopensequetusabias dice:

    Los felicito y me alegro de que tengan una sana,equilibrada,inteligente y buena doctrina según la verdad que se desprende de la hermosa palabra de Dios -La Biblia-,es mi deseo que,sobre todo en los países de latino América se expusiera el evangelio y lo que enseña la palabra de nuestro Señor así,de una manera precisa y clara.Para ver si ya por fin se toma con mas seriedad a los que somos creyentes en nuestro Señor Jesucristo y no como muchas veces de burla,(Pero no por el evangelio)sino por la manera en que se comportan en muchas congregaciones.
    Bendiciones.:)

  6. avatar Ramon Soto dice:

    Que sean bendecidos,
    Que bueno que de tantas falsas doctrinas expuestas tanto en el internet como en la vida diaria me halla encontrado una congregacion de sana doctrina que exponga sana enseñanza entre tanta tinieblas y medias tintas que vemos en el mundo evangelico actual. Dios les siga bendiciendo y llevando a toda verdad y a toda justicia. BENDICIONES!

  7. avatar Andres dice:

    Realmente al leer los escritos de los comentarios podemos ver como las iglesias con su “doctrina” influencian a las personas lejos de la verdadera palabra de Dios. Es una costumbre general de las Asamblea de Dios y también de la Iglesia de Dios como denominaciones el tener como evidencia del bautismo en el Espíritu Santo el hablar en lenguas y esto llega a tal extremo que en reuniones masivas estimulan a su “auditorio” a que hablen en lenguas todos juntos, lo que hace que se produzca un gallinero inentendible y esla muestra práctica de lo que dijo Pablo en 1 Corintios 14:23.

  8. avatar Marcelo dice:

    Hola tengo muchas dudas.Una es por el día de reposo.

  9. avatar Elba Rojas dice:

    Un saludo desde España a todos los hermanos del mundo entero salvados para ser adoptados hijos de Dios por la fe en Jesucristo. Gloria a Dios.
    Descubrir esta pagina y todo lo que ella contiene esta siendo una gran bendición en
    mi vida por sus mensajes de enseñanza y animos para seguir firmes en la fe.

  10. avatar CESAR MORAN dice:

    Les envie un mensaje privado, ya que no habia visto esta sección de comentarios. Les copio el mensaje:

    Me parecen de gran bendición, sus aportes de preguntas y respuestas. Y sin animo de ser entrometido quiero hacer un aporte a la pregunta:

    “19. A mí me enseñaron que….los niños se van al infierno si no se convierten antes de morir… ¿Qué dice la biblia al respecto?”.

    Este es el aporte:

    1 – Jonas 4: 11 ¿Y no tendré yo piedad de Nínive, aquella gran ciudad donde hay más de ciento veinte mil personas que no saben discernir entre su mano derecha y su mano izquierda, y muchos animales?

    En dicho verso Dios está hablando de la ignorancia de los niños.

    2 – 2 Samuel 12: la muerte del hijo de David con betzabe, fruto del pecado.
    21 Y le dijeron sus siervos: ¿Qué es esto que has hecho? Por el niño, viviendo aún, ayunabas y llorabas; y muerto él, te levantaste y comiste pan.

    22 Y él respondió: Viviendo aún el niño, yo ayunaba y lloraba, diciendo: ¿Quién sabe si Dios tendrá compasión de mí, y vivirá el niño?

    23 Mas ahora que ha muerto, ¿para qué he de ayunar? ¿Podré yo hacerle volver? “Yo voy a él, mas él no volverá a mí.” Enfasis añadido.

    3 – Respecto a los niños de enemigos que morian en el Antiguo Testamento. Se puede ver como un acto de misericordia de parte de Dios. Si estos niños crecian como tal se volverian enemigos de Dios por causa de sus padres, mas sin embargo, muriendo, estos niños serian salvos.

    Bendiciones. Gracias.

  11. avatar Ricardo Miño dice:

    El problema en muchos cristianos sucede, cuando tiene que intruducir su mano en el bolsillo para apoyar economicamente la obra del Señor a travez de un ministerio……sea diezmar u ofrendar…..que mas da, si todo es del Señor y lo que hacemos los diezmadores y ofrendadores es devolver la Señor algo de lo que nos ha regalado y punto.

    1ª Corintios 16:2 “Cada primer día de la semana, cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado, guardándolo, para que cuando yo llegue no se recojan entonces ofrendas.” En el Nuevo Testamento no habla del Diezmo, pero si habla de las ofrendas.

    El Nuevo Testamento en ningún lugar señala un cierto porcentaje de ingreso que se deba apartar, solamente dice que ponga aparte algo “según haya prosperado”. La iglesia cristiana básicamente ha tomado la figura del 10% del diezmo del Antiguo Testamento, y la ha aplicado como un “mínimo recomendado” para los cristianos en su ofrendar.

    Sin embargo, los cristianos no deberían sentirse obligados a diezmar siempre. Deben dar de acuerdo a su capacidad, “según hayan prosperado”. Algunas veces eso significa dar más que un diezmo, otras veces puede significar dar menos. Todo depende de los recursos del cristiano y de las necesidades de la iglesia.

    Acaso es pecado Diezmar. Acaso es pecado ofrendar en forma de diezmo, pecado es cerrar el corazón y el bolsillo y no apoyar la obra de Dios. Pecado es ser Legalista.

    Cada cristiano debería orar diligentemente y buscar la sabiduría de Dios acerca de participar en el diezmo y de cuánto debería ofrendar (Santiago 1:5).
    “Cada uno de como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre” (2 Corintios 9:7).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *