contadores

EL PODER DE LA TRADICION

“..Este dicho se extendió entonces entre los hermanos, que aquel discípulo no moriría. Pero Jesús no le dijo que no moriría, sino: Si quiero que él quede hasta que yo venga, ¿qué a ti?” Juan 21: 20-25
Este es uno de los textos que nos muestra con mas claridad el origen y los alcances de la tradición.

Es increíble como un dicho, una interpretación de un hecho o una información incompleta, puede transformarse en una tradición que a la postrer llega a tener la estatura de la verdad.

Es lo que ha ocurrido a lo largo de la historia de la iglesia. La verdad pura de las Santas Escrituras se ha ido acompañando de aditivos y tradiciones que han forjado una potente locomotora que no es posible detener. A veces, hasta parece mas fácil velar el texto bíblico, que objetar la tradición.

Esta realidad indiscutible, no solo esta claramente visible en el catolicismo romano, sino que aparece enquistado en lo mas profundo del corazón de la iglesia evangélica. A veces las formas o modos, son mas importantes y trascendentes que los principios fundamentales de la doctrina.
Lamentablemente, el poder de la tradición es lo que nos mantiene muchas veces, tan separados. Sin duda, esta locomotora pesada y sin freno, ha sido la causal de muchas divisiones y pleitos dentro del pueblo de Dios a través de la historia.
Es cierto que no es mucho lo que podemos hacer al respecto. Los sistemas y las denominaciones han creado verdaderas cercas o muros fronterizos que hasta limitan nuestra comunión. Es increíble, somos hijos del mismo Padre, tenemos la misma fe y la misma esperanza, pero estamos tan distanciados entre sí.

Amados hermanos, que la gracia de Dios nos ayude a aceptar esta triste realidad. Nos necesitamos; nadie puede decir no tengo necesidad de vosotros (1 Cor. 12:21). Que podamos ponderar los fundamentos de la Palabra de Dios por sobre nuestras formas y por sobre la potente tradición.

PEL2006

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *