contadores

EVANGELIO EN VENTA. Compre su ticket de entrada

“de gracia recibisteis, dad de gracia” Mateo 10:8b

Llevamos varias décadas observando una decadente práctica en el seno de la cristiandad actual. Vemos que el mercantilismo, la mercadotecnia y merchandising llegó para quedarse enquistado en el ADN del pueblo evangélico. Pero quizás lo más alarmante, y que de algún modo motiva este artículo, es que las iglesias bíblicas también están lentamente cayendo en lo mismo.

Hoy todo se vende. Aunque pregonamos y hablamos de “la gracia”, dentro de las iglesias nada es gratis. Venta de libros, de seminarios, conferencias, artículos, espacios radiales, etc. La “predicación del evangelio y la gran comisión” se ha vuelto un nicho de mercado que está creando verdaderos imperios religiosos que distan mucho de la sencilla iglesia de Cristo, cuyas huellas están claramente visibles en la biblia.

Desde el comienzo de la motivacional idea del “crecimiento de la iglesia” en la década de los 70, cientos de líderes norteamericanos han salido por el mundo sembrando la semilla del crecimiento y plantación, cuyo éxito se corona con mega iglesias de membresías imposible de controlar bajo los parámetros bíblicos. Tal cual como el avance de los mega o hiper mercados que se “comieron” los negocios pequeños del barrio, las “mega iglesias” arrasaron con las asambleas cristianas pequeñas, pero lo peor, es que esta filosofía se incubó en las mentes y perspectivas de líderes y miembros de las iglesias modernas. Tanto así, que ahora solo se concibe que la iglesia debe crecer a como dé lugar. En otras palabras, las concepciones bíblicas de una iglesia local fueron reemplazadas por las ideas industriales y mercantiles del mundo. La biblia dice:

“No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta” Romanos 12:2

Sin dudas, que la iglesia se ha conformado (tomado la forma o molde) de este siglo (mundo o sistema). Evidentemente que hemos fracasado en este imperativo divino. Mientras la perfecta voluntad de Dios es que seamos iglesias locales distribuidas en diversos lugares con un número de miembros que permita al menos “conocerse los nombres de cada uno”, hoy vemos en esta idea megalómana y afiebrada, grandes membresías en donde nadie sabe quién se sienta al lado suyo en una reunión. Es una vergüenza y un insulto al Señor, pero también, un triste espectáculo a un mundo incrédulo que observa y blasfema con mayor intensidad en contra de los evangélicos.

El texto que encabeza este artículo es una enseñanza directamente de nuestro Señor Jesucristo quien a miles de años, nuevamente nos recuerda que todo lo hemos recibido gratuitamente y por tanto, debemos dispensarlo gratuitamente. “de gracia recibisteis, dad de gracia” Mateo 10:8b

Sin embargo, aquí hay otro mandamiento que deliberadamente hemos quebrantado. Hemos reemplazado la gracia por mérito, y estamos “vendiendo el evangelio”. De verdad, no me imagino a Cristo y sus apóstoles “cobrando entrada” para oír sus sermones. Imagínese a Pablo levantando una boletería para que los interesados en aprender de él, hubiesen tenido que comprar un ticket para entrar. ¿Es absurdo cierto? Pero es la realidad. Es la verdad de lo que ocurre aun en iglesias bíblicas.

Solo Un ejemplo….

En una simple observación de lo que hoy ocurre, permítame hacer un breve ejercicio ante un mega evento denominado “conferencia expositores” auspiciado por un mega ministerio bíblico norteamericano. El noble propósito es capacitar a pastores para dirigir debidamente sus propios rebaños mediante la sana enseñanza bíblica. Sin embargo, para asistir allí, ¡hay que pagar y comprar un ticket en la boletería! Sí! Tal cual!

La entrada al evento es de USD $ 150 (ciento cincuenta dólares), algo así como como CLP $ 97.500 (Noventa y siete mil quinientos pesos chilenos). La capacidad del auditorio es de unas 3.500 personas sentadas, es decir, si se llenara el día del evento se recaudaria la suma de USD $ 525.000 (Quinientos veiticinco mil dólares) unos CLP $ 341.250.000 (Trecientos cuarenta y un millones docientos cincuenta mil pesos chilenos). Sin dudas, es mucho dinero! Considere que este análisis no incluye la venta interna de libros y material adicional. ¡Todo es venta! Es imposible concebir esto con la biblia en el corazon. Es como si Pablo hubiese cobrado entrada a los ancianos de Éfeso cuando los exhortó (Hechos 20: 17-38). Es mas, el propio Pablo les dice:

“Ni plata ni oro ni vestido de nadie he codiciado. Antes vosotros sabéis que para lo que me ha sido necesario a mí y a los que están conmigo, estas manos me han servido. En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir” Hechos 20: 33-35

Ante esta increible realidad actual, con justa razón, las iglesias evangelicas norteameticanas debieron crear una entidad que acreditara sus finanzas para poder disminuir el pago de impuestos, por lo que el año 1979 nace El Consejo Evangélico de Responsabilidad Financiera, ECFA ( Evangelical Council for Financial Accountability) fundado por la Asociacion Evangelistica Billy Graham y World Vision. Aquí Ud. puede notar el enlace ecuménico que esta entidad de auditoria tiene en cada iglesia evangélica, aún las que se jactan de ser bíblicas. Curiosamente el símbolo de ECFA ostenta en su fondo de imagen, el clásico sol Jesuita. ¿Coincidencia?

Símbolo de ECFA, la entidad ecuménica que acredita las finanzas de las iglesias evangélicas para evitar el pago de impuestos en USA. Fue creada en 1979 por la Asociación Evangelística Billy Graham y World Vision

Sin duda que estamos en la última fase de la iglesia acá en la tierra. Es la etapa que se conoce como la “ruina de la iglesia”. Es la esfera de la “iglesia de Laodicea” (Apocalipsis 3: 14-22) que de algun modo nos quiere atrapar a todos. Es el tiempo de lo material, de los placeres, del amor a lo instantaneo, de los sibaritas. Es la busqueda del valle y de la vegetación que el corazon de Lot deseó una vez que se separó de su tio Abram (Génesis 13: 10). Como los dias de Lot dijo el Señor (Lucas 17: 28)

Sin embargo, creemos que la verdadera iglesia de Cristo permanece fiel, aun cautiva en aquellos lugares en donde el evangelio tiene boleterias, y de allí sera sacada. El Señor está afuera de esa presunta iglesia, pero no para pagar entrada, sino para llamar a salir fuera de alli a sus verdaderos escogidos.

“He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo” Apocalipsis 3:20

Esta es la voz del Salvador para estos tiempos. Salir de alli (2 Corintios 6: 17) para cenar con Él. Es intersante comentar que  esta “cena” es deipneó (δειπνέω) que alude a la última cena, porque ya el arrebatamiento de la iglesia está a las puertas.

Que la gracia de nuestro Señor y Salvador Jesucristo nos ayude a comprender estos tiempos peligrosos y dificiles, y serle fiel hasta el dia de Jesucristo.Que así sea. Amén.

PEL 07/2018

2 Comentarios a EVANGELIO EN VENTA. Compre su ticket de entrada

  1. avatar Alejandrina Rosa dice:

    Totalmente de acuerdo yo estube por poco tiempo en una de aquellas en que no conocia ni siquiera al que se sentaba al lado mio y todo era mercado y para disfrasar hacian obras de caridad ….pero de eso queria comentar un poco …sobre las multitudes porque jesus tmb. Predicaba a multitudes creo a mi modo de ver es que eso no importaria tanto como punto a referir digo …lo demas dicho aqui es totalmente verdadero y nos demuestra que la iglesia mal llamada Evengelica o Cristiana a formado parte tmb. De la gran ramera porque tambien a prostituido el Evangelio vendiendola….

  2. avatar RICARDO dice:

    1 Corintios 9:14 Así también ordenó el Señor a los que anuncian el evangelio, que vivan del evangelio.
    9:15 Pero yo de nada de esto me he aprovechado, ni tampoco he escrito esto para que se haga así conmigo; porque prefiero morir, antes que nadie desvanezca esta mi gloria.
    9:16 Pues si anuncio el evangelio, no tengo por qué gloriarme; porque me es impuesta necesidad; y ¡ay de mí si no anunciare el evangelio!
    9:17 Por lo cual, si lo hago de buena voluntad, recompensa tendré; pero si de mala voluntad, la comisión me ha sido encomendada.
    9:18 ¿Cuál, pues, es mi galardón? Que predicando el evangelio, presente gratuitamente el evangelio de Cristo, para no abusar de mi derecho en el evangelio.
    LA GLORIA DE PABLO ERA PREDICAR EL EVANGELIO GRATIS, AUN SABIENDO QUE TENIA DERECHO A VIVIR DEL EVANGELIO ( ACLARACION: VIVIR DEL EVANGELIO ,NO AVIVARSE DEL EVANGELIO), MUCHOS DE ESTOS PREDICADORES CITAN CONSTANTEMENTE AL APOSTOL PABLO Y HASTA HAN ESCRITO LIBROS RELACIONADO A LA VIDA DE PABLO, LA PREGUNTA VIENE A MI MENTE , ESTE PASAJE DE 1 CORINTIOS , NO ESTARÀ EN SUS BIBLIAS?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *