contadores

LA IGLESIA EMERGENTE

descargarpdfdescargar-audio

¿Cómo saber si la Iglesia Emergente muestra señales “emergentes” en su iglesia?

Por Roger Oakland www.understandthetimes.org

(Traducción y adaptación con permiso de Roger Oakland, por Pablo Espinoza www.spgchile.org)

 

El mundo está cambiando y la iglesia cristiana evangélica también. Hubo un tiempo, no hace mucho,  cuando la Biblia se consideraba como  la Palabra de Dios por la mayoría de los cristianos evangélicos. Ahora que estamos bien entrados en el tercer milenio, la era  post-moderna y post-cristiana, el término evangélico puede significar casi cualquier cosa. ¿Qué ha sucedido? ¿Por qué sucede esto y cuál es el futuro para la corriente principal del cristianismo?

Durante los últimos años, he estado hablando a todo el mundo sobre las tendencias actuales que están impactando el cristianismo. Después de estas presentaciones, se me acercan algunos cristianos que vienen de diferentes iglesias, muchos están expresando sus preocupaciones acerca de lo que está sucediendo en sus congregaciones y  preocupados por la nueva dirección que están tomando. Si bien,  no siempre son capaces  de discernir lo que está mal, pero saben que algo está mal y que necesita ser tratado.

Además, muchos me han dicho que han intentado expresar sus preocupaciones con sus pastores o ancianos de la iglesia. En casi todos los casos, se les dice que tienen que tomar una decisión aceptando este nuevo programa o salir de la iglesia.

Este movimiento hacia un cristianismo reinventado (diseñado para “llegar a la gente”) parece estar aquí para quedarse por largo tiempo, y no es sólo una moda pasajera. A menudo me preguntan por los hermanos y hermanas en Cristo interesadas en proporcionar una explicación con el fin de ayudarles a entender lo que han encontrado. Ellos quieren saber por qué estos cambios están en marcha y lo que se espera en el futuro. A su vez, quieren saber si hay algo que se pueda hacer para frenar esta avalancha. Es por esta razón por la que estoy escribiendo este comentario, para proporcionar una visión bíblica con respecto a la Iglesia Emergente y hacia dónde se dirige en el futuro.

El Evangelio según las Escrituras

A lo largo de la historia de la iglesia, diversas tendencias han ido y venido. Mientras que la cultura cambia de lugar en lugar, el cristianismo bíblico siempre se ha basado en el mensaje central de la Biblia, que es el Evangelio de Jesucristo y aquel mensaje nunca cambia. Indistintamente de la cultura, el evangelio siempre debe ser uno solo (nota del traductor).

Este mensaje del Evangelio se trata de quién es Jesucristo, y lo que Él ha hecho. Hasta un niño puede entender el mensaje del evangelio. Este mensaje proclama que la vida aquí en el planeta tierra es finita, y que la vida después de la muerte es eterna. La buena noticia es que podemos ser salvados de nuestros pecados, mediante el arrepentimiento, el perdón de Dios en Cristo Jesús con la evidencia de ser salvos, al creer su Palabra y seguirle solo a Él.

Es la respuesta al mensaje del evangelio durante el tiempo en esta tierra, lo que  determina donde pasaremos la eternidad;  el cielo o el infierno. Jesús, el Creador del universo, es el único camino para que podamos pasar la eternidad con Él. Es una cuestión personal  y es Su plan que Él ha provisto.

El adversario de Dios no quiere que la humanidad comprenda el mensaje del evangelio. Su plan es engañar al mundo. Él ha cegado a la gente para que no puedan ver el Evangelio, y también convencerlos de que ellos creen en el Evangelio, cuando de hecho no lo hacen;  su plan ha tenido éxito. A lo largo de los siglos, incontables miles de millones han sido engañados, ya sea rechazando la verdad, o creyendo  que habían creído la verdad, sin entender que han sido engañados.

El Evangelio según el Postmodernismo

¡Los tiempos cambian! Sin embargo, el Evangelio debe seguir siendo el mismo, sin importar los cambios. Ahora estamos viviendo en la era postmoderna. En un intento sincero de llegar a la generación postmoderna con el Evangelio, parece que muchos cristianos se han convertido postmodernistas en su pensamiento. Tal vez el término postmoderno es nuevo para usted. Vamos a examinar lo que significa.

En primer lugar, la era moderna se caracterizaba por un tiempo de pensamiento racional basado en la observación de los hechos. Muchos afirman que la era moderna terminó a mediados del 1900.

La mentalidad postmoderna se mueve más allá de lo racional y apunta a la experiencia y la mística. En otras palabras, en el pasado era posible distinguir el bien del mal, y lo negro del blanco. En la era postmoderna,  todas las cosas son en relación a como las ve el espectador. Lo que puede ser adecuado para usted puede estar equivocado para otra persona. No hay tal cosa como la verdad absoluta. La única cosa que es absoluta es que no hay absoluto.

Ahora vivimos en una época en la historia que se caracteriza por ser postmoderno. Profesores en las universidades enseñan a los estudiantes que no hay bien o mal. Todas las cosas son relativas. El mensaje del evangelio verdadero, para la mentalidad postmoderna,  es demasiado dogmático y arrogante. Dicen que es necesario encontrar un evangelio más moderado que pueda ser aceptado por las masas.

Muchos líderes de la iglesia actual están buscando formas para llegar a la generación postmoderna. Ellos creen que pueden encontrar los métodos adecuados para hacerlo sin cambiar el mensaje. Sin embargo, en su intento de alcanzar a esta generación postmoderna, se han convertido ellos mismos al postmodernismo,  y han terminado por  cambiar el mensaje. A medida que el Evangelio se fija en las Escrituras, el Evangelio no puede cambiar, a menos que, por supuesto, se convierta en otro Evangelio. Creo que esto es lo que está sucediendo en la Iglesia Emergente.

El no vino…

Muchos se han dado cuenta que desde el comienzo del nuevo milenio, sus iglesias han cambiado de posición sobre la profecía de la Biblia y la segunda venida de Jesús. Muchos han renunciado a la vuelta de Jesús. A partir de los años 60, hubo un entusiasmo sobre el inminente regreso de Jesús. El Pueblo de Dios estaba emocionado acerca de la profecía de la Biblia y se podían ver las señales de que Jesús descendería de los cielos en busca de su esposa  en cualquier momento.

El año 2000 fue de particular importancia. Cuando Jesús no apareció, parece que muchos estaban aparentemente decepcionados. “Tal vez Jesús ha retrasado su venida,” decían algunos. Otros incluso estaban tomando la posición de que él no podía venir en absoluto, al menos,  no de la manera que se nos ha enseñado. Ellos ahora  están convencidos de que tenemos que estar ocupados en “la construcción de su Reino” aquí en la tierra mediante “cualquier esfuerzo humano que se requiera.” Podríamos decir que es el resurgimiento de la antigua escuela dominionista de Agustín que está reviviendo con mucha fuerza en medio del seno de las iglesias (nota del traductor)

El Evangelio del Reino

Uno de los principales indicadores de que algo ha cambiado, se puede ver en la forma en que el futuro se percibe. En lugar de proclamar el Evangelio con urgencia conforme a las Escrituras entendiendo que el tiempo es corto, el énfasis  ahora ha cambiado. Ya no son las “señales de los tiempos” lo significativo. El grito de guerra es muy diferente. Ahora, el mayor énfasis entre los evangélicos es la idea de que el mundo se puede mejorar radicalmente a través de programas sociales.

Este concepto, mientras que en la superficie puede parecer muy bueno, tiene algunas serias implicaciones que no son bíblicas. Según las Escrituras, no habrá reino de Dios hasta que el Rey llegue. Todo el esfuerzo humano que el hombre pueda reunir, se quedará corto al buscar esta  utopía. De hecho, según las Escrituras, el hombre caído nos llevará más en el camino hacia una sociedad de la desesperación y el caos, al igual que lo fue en los días de Noé.

Por lo tanto, este punto de vista, cuyo propósito de establecer aquella utopía global, puede ser un plan, pero está “impulsada” por el razonamiento humanista,  y no guiados por el Espíritu Santo. Si bien es, por supuesto, algo bueno para hacer el bien a los demás, todo el bien que podemos hacer,  no será lo suficientemente bueno. Pastores y líderes de iglesias que se involucran en este tipo de programas, y  hombres guiados por estas ideas,  se pueden identificar por ciertas características como las siguientes:

  • La doctrina bíblica es un sonido peligroso y divisivo, y lo experimental (es decir, mística) se le da un papel más importante que la doctrina.
  • La profecía de la Biblia ya no se enseña y se considera una pérdida de tiempo.
  • Israel se convierte en cada vez menos importante y no tiene ningún significado bíblico.
  • Eventualmente, las promesas de Israel se aplican a la iglesia y no a Israel (Teología del Reemplazo).
  • El estudio de la Biblia se sustituye por estudiar el libro de alguien y sus métodos.
  • La salud de la Iglesia se evalúa sobre la cantidad de personas que asisten.
  • La verdad de la Palabra de Dios se convierte en cada vez menos importante
  • La Palabra de Dios, especialmente los conceptos como el infierno, el pecado y el arrepentimiento, se minimizó “ya que el incrédulo se ofende”. Ahora se reemplaza la palabra Pecado por eufemismos tales como: Problemas de autoestima, complejos, “gigantes”, cadenas generacionales, etc. (nota del traductor).

La formación espiritual y la transformación

Gran parte de lo que he descrito presenta la fórmula de un embrutecimiento del cristianismo que allana el camino para una apostasía que se intensificará en el futuro. Esta tendencia de alejarse de la autoridad de la Palabra de Dios hacia una forma reinventada del cristianismo, ha superado a todas las denominaciones evangélicas como una avalancha. Algunos  maestros de la Biblia vieron que esta avalancha se venía y que ahora que ya se está llevando a cabo, pero pocos se dan cuenta de lo que ha sucedido.

Sin embargo, hay otra gran pieza del rompecabezas que debe ser identificada con el fin de entender lo que está surgiendo en la Iglesia Emergente. Mientras que el cristianismo bíblico ha sido idiotizado, y la luz de la Palabra de Dios ha  disminuido, otra avalancha de engaño está en marcha que es  igualmente devastadora.

Esto describe el paso a las experiencias que la Palabra de Dios prohíbe. La mejor manera de entender este proceso es recordar lo que sucedió durante la Edad Media, cuando la Biblia se convirtió en el “libro prohibido.” Hasta los reformadores tradujeron la Biblia a la lengua de la persona común, ya que las personas estaban en la oscuridad. Cuando se haya obtenido la luz de la Palabra de Dios, se entiende una vez más el Evangelio de acuerdo a las Escrituras.

Esta tendencia, que se está llevando a cabo hoy en día, nos muestra que la historia está en el proceso de repetirse. A medida que la Palabra de Dios se convierte en cada vez menos importante, el aumento de la experiencia mística es alarmante y estas experiencias se están presentando para convencer a los incautos, de que el cristianismo se trata de sentir, tocar, oler y ver a Dios. La mentalidad postmoderna es el entorno perfecto para la promoción de lo que se llama “formación espiritual.” Esta enseñanza sugiere la existencia de diversos modos y maneras de acercarse a Dios. Los defensores de la formación espiritual erróneamente enseñan que cualquiera puede practicar estos rituales místicos y encontrar a Dios en su interior. Tener una relación con Jesucristo no es un requisito previo.

Estas enseñanzas, a pesar de que en realidad sus raíces son de “sabiduría” antigua (lo oculto), se han presentado  a la cristiandad post-Nuevo Testamento,  y no se encuentran en la Palabra de Dios. El movimiento de la formación espiritual se basa en las experiencias promovidas por los monjes del desierto y místicos católicos romanos. Estos místicos hacen uso de rituales y prácticas, que si se realizan,  traerían al practicante más cerca de Dios (o entrar en la presencia de Dios). La premisa es, que si alguno se va  a través del silencio o  en el “lugar sagrado”, entonces la mente se vacía de las distracciones de modo de oír la voz de Dios. En verdad, estas prácticas hipnóticas estilo mántricas,  llevaban a estos monjes en estados alterados de conciencia. Los métodos utilizados son los mismos que los budistas y los hindúes utilizan como medio de encuentro con el reino espiritual.

Tales métodos son peligrosos y son condenados  en la Biblia. Dios jamás dio alguna instrucción para esto. Por el contrario, advierte severamente contra la adivinación, práctica de rituales o método con el fin de obtener información de una fuente espiritual. Mientras que los defensores de la formación espiritual (como Richard Foster) dicen que estos métodos muestran que el Espíritu Santo está haciendo algo nuevo para refrescar el cristianismo, sugeriría que lo que ocurre,  no es nuevo y no es el Espíritu Santo.

El movimiento de la formación espiritual está siendo ampliamente promovido en los colegios y seminarios como la última y la mejor forma de ser un líder espiritual en estos días. Estas ideas son luego exportadas de seminarios a las iglesias por los graduados que han sido sensibilizados para tomar el cristianismo a un nuevo nivel de iluminación.

A su vez, estas prácticas contemplativas están siendo promovidas por los líderes emergentes como Brian McLaren, Robert Webber, Dallas Willard y otros. Editores como NavPress, Intervarsity y Zondervan están inundando el mercado con los libros que promueven prácticas contemplativas basadas en el misticismo oriental. Pastores y líderes de iglesias leen estos libros y luego promueven las ideas como si fueran la respuesta bíblica a acercarse a Dios. Ahí tenemos también las prácticas y enseñanzas de John Piper o Tim Keller quien ya han incorporado la aceptación de la oración monástica llamada “Lectio Divina” para dar efectividad a la oración y lectura de la biblia.(nota del traductor).

Hay señales de advertencia específicas que son sintomáticas para que una iglesia pueda ser calificada como emergente y con  carretera contemplativa. En algunos casos, un pastor puede no ser consciente de que está en este camino, ni entender donde el camino termina.

Éstos son algunos de los signos de advertencia:

  • Escritura ya no es la autoridad última como base para la fe cristiana.
  • La centralidad del Evangelio de Jesucristo está siendo reemplazado por métodos humanísticos que promueven el crecimiento de la iglesia y un evangelio social. En otras palabras, el centro no es Cristo, sino que el hombre (nota del traductor)
  • Cada vez más se está haciendo hincapié en la construcción del reino de Dios ahora y cada vez menos de las advertencias de la Escritura sobre el inminente retorno de Jesucristo y un juicio que viene en el futuro.
  • La enseñanza de que Jesucristo gobernará y reinará en un período de un milenio literal se considera anti-bíblico y herético.
  • La enseñanza de que la iglesia ha tomado el lugar de Israel e Israel no tiene ningún significado profético a menudo se abraza en las iglesias emergentes.
  • La enseñanza de que el libro de Apocalipsis no se refiere al futuro, sino que ya se ha cumplido en el pasado.
  • Una forma mística de la experiencia del cristianismo comienza a ser promovido como un método para alcanzar la generación postmoderna.
  • Las ideas que se promueven enseñan que el cristianismo debe ser reinventado a fin de proporcionar un significado para esta generación.
  • El pastor puede poner en práctica una idea llamada “antiguo-futuro” o “Cristianismo de la viña”, afirmando que con el fin de impulsar la iglesia hacia adelante, tenemos que ir hacia atrás en la historia de la iglesia y averiguar qué experiencias fueron eficaces para que la gente pueda abrazar el cristianismo.
  • Se socava la autoridad de la Palabra de Dios incluyendo imágenes y experiencias sensoriales para promoverla como clave para experimentar y conocer a Dios.
  • Estas experiencias incluyen iconos, velas, incienso, liturgia, laberintos, estaciones de oración, la oración contemplativa (Lectio Divina), sacramentos, en particular el Sacramento de la Eucaristía.
  • Al parecer se ve un fuerte énfasis en el ecumenismo que indica que se está estableciendo un puente que conduce en la dirección de la unidad con la Iglesia Católica Romana.
  • Algunos líderes evangélicos protestantes que opinan que la Reforma fue demasiado lejos. Ellos están reexaminando las enseñanzas de los “padres de la iglesia”, diciendo que la comunión es más que un símbolo y que Jesús se hace realmente presente en la hostia en comunión.
  • Habrá una tendencia creciente hacia una unidad ecuménica por la causa de la paz mundial afirmando la validez de otras religiones y que hay muchos caminos hacia Dios.
  • Los miembros de las iglesias que cuestionen o se opongan a los nuevos cambios que el pastor está implementando, son reprendidos y por lo general le obligan a dejar la iglesia.

¿Qué depara el futuro?

Si la Iglesia Emergente continúa desplegándose al ritmo actual, la corriente principal del cristianismo evangélico se reinventará y el Evangelio de Jesucristo según las Escrituras se considerará  demasiado estrecha, radical  y restrictiva. En otras palabras, el camino angosto hacia el cielo que Jesús proclamó,  finalmente será abandonado por un camino más amplio que abarca las prácticas experimentales provenientes del  paganismo.

Esta nueva forma de cristianismo reemplazará a la fe bíblica con una fe que dice que el hombre puede establecer el reino de Dios aquí en la tierra. La Palabra continuará a ser secundaria a un sistema de obras impulsadas por las experiencias y los resultados pragmáticos (nota del traductor).

Un modelo ecuménico hacia la unidad con Roma se hará más evidente. Los que se niegan a abrazar esta dirección se considerarán excéntricos y que necesitan ser reprendidos. Los que defienden la fe bíblica serán calificados como obstáculo a la espiritualidad de un mundo que promueve la paz y la unidad.

La mejor manera de estar preparado para lo que viene, es tener una comprensión de lo que está sucediendo ahora. Si bien no hay muchos que parecen discernir la tendencia en curso, sí hay algunos. Sin la Biblia y el Espíritu Santo como nuestro guía, la oscuridad que se avecina será abrumadora. Sin embargo,  la luz de la Palabra de Dios penetra en la oscuridad y hay quienes están abriendo sus ojos desde el engaño y ahora pueden ver nítidamente lo que está sucediendo.

Estoy convencido de que estamos viendo la apostasía en curso, tal y como las Escrituras han prevenido. Esto significa que esta tendencia actual no es probable que desaparezca. Hay que seguir proclamando en amor la verdad tal como Pablo instruyó a Timoteo:

“Y el siervo del Señor no debe ser contencioso, sino amable para con todos, apto para enseñar, sufrido, que con mansedumbre corrija a los que se oponen; por si quizá Dios les conceda que se arrepientan para conocer la verdad; Y que pueden recuperarse a sí mismos fuera del lazo del diablo, en que están cautivos a su voluntad” 2 Timoteo 2: 24-26.

Todavía hay pastores e iglesias que se dedican a proclamar la verdad para saber dónde están y apoyarlos. Si usted está en un lugar donde esto no parece ser posible, busque materiales que están disponibles en los ministerios cristianos sólidos basados en la Biblia y mantenga estudios de la Biblia en su propia casa. Y seguir mirando hacia arriba! Jesús viene pronto.

Roger Oakland

 

5 Comentarios a LA IGLESIA EMERGENTE

  1. avatar viviana correa dice:

    Queridos Hermanos:
    Que la paz y la gracia de nuestro Señor sea con cada uno de ustedes.
    Creo definitivamente que lo que menciona este estudio es la verdad apreciada por pocos y eso es lo que duele a mi corazón. Entender que la palabra de Dios debe ser lámpara a mis pies y lumbrera a mi camino es esencial para avanzar por este camino cada vez más estrecho y difícil. Sólo rogar al Padre por su misericordia, que no perdamos de vista el blanco que es Cristo, amarlo como amamos también su palabra y la obedecemos con su ayuda. Ponerla en alto en nuestras vidas y proclamarla cada vez que se nos de la oportunidad. Todo para la gloria de Dios.
    Bendiciones

  2. avatar sergio cantu dice:

    Hermano, espero que grabes esto en audio para poder compartirlo junto con el mensaje de la cosmovision

  3. avatar Leyla lamas dice:

    Hermanos, doy gracias al Señor que permite se levanten hermanos valerosos que como verdaderos atalayas del evangelio vigilan y nos advierten lo que está ocurriendo en la iglesia. Hombres, que por la Gracia de Dios no les interesa quedar bien con el hombre, sino servir fielmente al Señor. Dios les guarde y permita mantengan siempre el correcto rumbo por el camino estrecho. Gracias amados hermanos porque hemos comprendido a través de estos estudios y la reciente conferencia que la iglesia no esta de fiesta, ni menos en avivamiento…. Sino más bien en un campo de batalla… Y que debemos velad aguardando la venida de nuestro Señor.
    Dios nos ayude a serle fieles….
    Maranata!!!.

  4. […] que se habla mucho de “sentí la presencia del Señor. Esto es exactamente lo mismo que enseña la iglesia emergente desde ya hace […]

  5. […] muchos de los actuales líderes evangélicos están sucumbiendo ante el avance del concepto llamado “iglesia emergente” cuyas prácticas y ritos han sido extraídos desde la herencia mística de la iglesia católica. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *