contadores

ALEJANDRO MARTINEZ, PASTOR, APOSTOL Y COACH MOTIVACIONAL

EL ESTUDIO GIGANTE ¿PARA CRISTO O PARA EL DIABLO?

Para nadie es desconocido que el Sr. Alejandro Martínez quien junto a su homólogo Jimmy Zubarzo, negoció con los hermanos Kreutzberger, concretó la venta del canal 2 (que hasta entonces había sido la gran conquista de un “canal para Cristo” con los dineros del pueblo de Dios) y compró el afamado “Estudio gigante para Cristo”

Como ya es sabido, la compra del famoso estudio gigante so pretexto de consagrarlo para la obra de Dios, solo fue una burda pantomima ya que ha sido sistemáticamente utilizado para eventos mundanos y absolutamente reñidos con la voluntad de Dios, logrando al igual que tantos otros facinerosos sinvergüenzas, enlodar el evangelio puro y verdadero. Tan solo recordemos en lo que quedó Radio Armonía o Portales que ahora arrienda espacios a sectas espiritistas.
El estudio gigante es ahora la cuna de fiestas de desenfrenos de pokemones que sin duda han sido los fieles clientes que han arrendado “el templo” a estos comerciantes de la fe cuyo líder, ahora se presenta como “COACH MOTIVACIONAL” título totalmente extra bíblico. No nos imaginamos como harán para limpiar, asear y eliminar el nauseabundo olor a cigarro, drogas y alcohol antes de comenzar la “reunión evangélica” una vez que los pokemones abandonan “el templo”.

Las fiestas incluyen drogas, alcohol y desenfreno en los clásicos apagones de 10 minutos, donde muchachos en pleno éxtasis y frenesí producto del efecto de las drogas e inspirados por la lujuria satánica, desenfrenan las pasiones mas bajas de los seres humanos. Perreo, ponceo, sobajeo y cosas peores se desarrollan en las dependencias que supuestamente habrían sido consagradas al Señor. ¿Cómo puede haber gente que aún les cree y les entrega el dinero a estos comerciantes y traficantes de almas?

Los responsables de todo este escándalo, sin duda son la pareja sin igual de seudo profetas y ministros fraudulentos que se hacen pasar como siervos de Cristo y que no son otra cosa que mercaderes de la fe.

PASTOR, APOSTOL Y COACH MOTIVACIONAL

alejandroapostata

En la veloz carrera tras el alcanzar la cima del éxito, Martínez hace tiempo que dejó de ser pastor y se autoproclamó “apóstol de las comunicaciones”. En su afán de continuar pregonando el “evangelio de la prosperidad”, Martínez viajó a Nueva York para efectuar la llamada “proclamación profética” en medio de Wall Street, cuna del poder bursátil mundial. En aquella oportunidad, Alejandro Martínez en su oración “transfirió las riquezas del Wall Street hacia el pueblo de Dios” y pidió por la iglesia para que los hermanos abran los ojos y entiendan que Dios les quiere hacer ricos.

El siguiente paso fue realizar el seminario para empresarios denominado “100 empresarios para el Reino” cuyos convocados fueron exclusivamente empresarios, emprendedores y profesionales que desean invertir en el “reino de Dios”. Curiosamente, el valor del seminario no fue en pesos, sino que asciendió a US $100 (dólares). Para sellar todo este itinerario, el “apóstol” Martínez expresó literalmente: “La Biblia es un manual de economía (financiera…)”
En esta constante mutación y siempre con la fiel e incondicional compañía de su homólogo Zubarzo, Martínez no encontró otro título más vanguardista y sin precedentes dentro del lenguaje evangélico, que autoproclamarse “COACH MOTIVACIONAL” al más puro estilo mercantil de las empresas multinacionales.

Este nuevo “paradigma de líder” (como le gusta llamarlo a Zubarzo) ahora se disfraza de boxeador y de rey para dar sus charlas motivacionales y de autoayuda. En medio de la promoción de sus estudios, conferencias y libros cuyo único tema es alcanzar el éxito por medios propios, nos ha llamado enormemente la atención con su nueva invitación denominada: “Piense como el rey Salomón” que vendría a ser un verdadero manual con las claves del éxito y para llegar a ser como el hombre mas rico de todos los tiempos.

martinezcho

David Y. Cho orando por el Coach Martínez en Corea
Sin duda, este sr. Martínez solo piensa en el oro y su anhelo es transformarse en el rey Midas de la iglesia evangélica chilena.
No obstante, esto que pregona el Sr. Martínez no es nada nuevo, sino que el viejo mensaje de todos predicadores de la prosperidad y del pensamiento positivo recordemos a los afamados tele evangelistas Norman Vicent Peale, Kenneth Hagin, Copeland, Robert Schuller o el legendario coreano David Cho quien también es uno de los mentores de este couch criollo.

¿QUE DICE DIOS DE TODO ESTO?

1. El asunto de la denuncia
Muchos critican a los que con voz profética están denunciando estas cosas. Se les cataloga que carecen de amor, que no se debe juzgar y que solo hay que predicar el evangelio y no hablar de cosas que no edifican. No obstante un estudio somero de las Santas Escrituras, nos muestran un camino contrario a esa postura cómoda y ciertamente pusilánime.
En el antiguo testamento son muchos los ejemplos de atalayas que advertían y que denunciaban el engaño, tan solo recordemos al profeta Elías, Micaias, Jeremías, etc. Tal vez ellos también fueron considerados cismáticos y legalistas.

En el nuevo testamento, la claridad es mucho más notoria. La senda trazada por el Salvador es un camino indeseado y despreciable. Nadie quiere oír ni hablar las palabras puras del Maestro. No han existido palabras mas indeseadas que las del Señor Jesús, claro, pero las de aquel Jesús lejos de la imagen afeminada e incompetente que la religión ha erigido. El Cristo denunciante y lacerante es el que no se escucha en las radios ni en la televisión. Son muy pocos los que transmiten la palabra cruda y dura que la multitud no quiere escuchar.

Muchos dicen: “No hay que juzgar….Dios los va a Juzgar” , pero la Biblia nos enseña:

“No juzguéis según las apariencias, sino juzgad con justo juicio” Juan 7:24

Juzgar por la Palabra de Dios (justo juicio) es absolutamente lícito y es aprobado por el mismo Cristo. Obviamente el juez es el Señor y solo él conoce las intenciones de los corazones (1Cor. 4:5) , pero evaluar tal o cual enseñanza a la luz de la infalible Palabra de Dios y emitir un justo juicio, no solo es permitido, sino que es nuestro deber. Vemos como son tratados los hermanos que analizan las enseñanzas de los predicadores:
“…Y éstos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así” Hechos 17:11
Los hermanos de Berea fueron considerados como “nobles” por el hecho de confirmar por la Palabra, la enseñanza que el apóstol Pablo les impartía. Obviamente, su actitud no era solamente frente a Pablo, sino que ante cualquier predicador y no me cabe ninguna duda que al presentarse cualquier falsa enseñanza, estos fieles hermanos de Berea, no hubieran trepidado ni un segundo en juzgar y denunciar una eventual falsa enseñanza, porque la autoridad para juzgar no esta en el hombre, sino que en la infalible Palabra del Señor; ella es la que juzga con justo juicio.

Tal vez el problema es un asunto semántico y que nos asusta la palabra “juzgar”, de ahí que los hermanos argumentan que si su líder esta equivocado…”bueno…él dará cuenta ante el Señor”.
Este argumento tampoco es sustentable por la Biblia ya que el mismo Señor Jesús nos dice:

“…si el (guía) ciego guiare al ciego, ambos caerán en el hoyo” Mateo 15:14

La Biblia no dice que solo el guía ciego caerá al hoyo, sino que AMBOS caerán. Osea, es una responsabilidad enorme e ineludible la que tenemos frente a situaciones de evidente engaño y falsos enseñadores.

El apóstol Pablo se encargó de nombrar por sus propios nombres a los engañadores y que estaban perturbando el evangelio:
“…Como te rogué que te quedases en Éfeso, cuando fui a Macedonia, para que mandases a algunos que no enseñen diferente doctrina… manteniendo la fe y buena conciencia, desechando la cual naufragaron en cuanto a la fe algunos, de los cuales son Himeneo y Alejandro, a quienes entregué a Satanás para que aprendan a no blasfemar” 1 Timoteo 1: 3-20

“…exhortar con sana enseñanza y convencer a los que contradicen. Porque hay aún muchos contumaces, habladores de vanidades y engañadores…a los cuales es preciso tapar la boca; que trastornan casas enteras, enseñando por ganancia deshonesta lo que no conviene” Tito 1: 9-11

La Biblia avala la denuncia del error y nos demanda la ingrata tarea de hacerlo. Lo de ingrato obedece a que hay un precio que pagar. La iglesia de Cristo debe predicar todo el consejo de Dios y eso incluye la denuncia.

2. El asunto de arrendar el local de reunión para espectáculos mundanos

Pareciera que este tema no resiste análisis, pero es necesario basarlo en las Escrituras a fin de no hablar ni juzgar por nuestra propia cuenta.
El local de reunión ha de ser un lugar consagrado a la obra de Dios en forma exclusiva aludiendo a la instrucción apostólica que nos precisa:

“No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? 2 Cor. 6:14
Facilitarles el lugar de reunión a los incrédulos para que hagan sus orgías es profanación, la misma que tuvo que experimentar el pueblo de Israel cuando gentiles invasores lo destruyeron, profanando el mobiliario y los utensilios consagrados a Dios.
Arrendar el espacio dedicado a Dios para realizar fiestas mundanas es permitir aquella antigua mixtura de lo santo y lo profano, es como decía Pablo:
“No podéis beber la copa del Señor, y la copa de los demonios; no podéis participar de la mesa del Señor, y de la mesa de los demonios. ¿O provocaremos a celos al Señor? ¿Somos más fuertes que él?” 1 Cor. 10:21-22
Ahora, el asunto del testimonio es trascendental para el avance del evangelio. El caso que estamos tratando es otro de los tristes espectáculos que facinerosos religiosos están produciendo, creando un verdadero caldo de cultivo para la blasfemia por parte de los incrédulos quienes llegan a elaborar la misma retórica de Santiago cuando dice:
“¿Acaso alguna fuente echa por una misma abertura agua dulce y amarga?” Santiago 3:11

3. El asunto de la vanguardia y del evangelio innovador.

Hay una verdadera fiebre por renovar la iglesia y crear lo que ellos llaman “un nuevo paradigma de liderazgo y de iglesia” Es como si Cristo hubiese quedado en el cine mudo de Chaplín y que es necesario un cambio inminente.

Todos los apóstoles, el testimonio posterior y quienes nos trajeron el evangelio, es un cúmulo de obsolescencia que debe ser reemplazado por nuevos conceptos, que según ellos, “es una revelación nueva y fresca que proviene del cielo”

En la década del noventa, aparece el movimiento positivo y posibilista. El manejo de la autoestima, la visualización, la incubación , las claves del éxito, etc., etc. Todo bajo un cariz de una “unción fresca” y nueva que viene a desmoronar las tradiciones y las iglesias conservadoras.

No obstante, Dios no cambia y en él no hay sobra de mutación.
“Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación” Santiago 1:17

“Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos” Hebreos 13:8
Estos textos entre tantos, nos descartan esta filosofía de la innovación. Es cierto, que los predicadores ahora pueden usar micrófono, medios de comunicación, y hasta laptop (que tanto le gusta al couch de turno), pero el tema no es ese, lo grave, es que se ha mutado el mensaje del evangelio. Es decir, es OTRO evangelio basado en el clásico humanismo satánico y no en el eje Cristo céntrico.

Pablo les decía a los Gálatas:
“Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema” Gálatas 1:8-9

La Palabra de Dios es extremadamente lapidaria respecto a la gravedad de anunciar otro evangelio. La palabra anatema denota la acción de apartar algo para destrucción debido a que su esencia es maldita (compare Lev. 27:29)
¡Dios tenga misericordia de Martínez y sus seguidores! Porque lo que él esta enseñando, es OTRO evangelio.

Como Salomón podemos decir que no hay nada nuevo bajo el sol (Ec. 1:9) y que todo ha sido dicho y estos sones de nuevas revelaciones e innovadoras formulas y conceptos son solo vanidades.
Las propuestas y enseñanzas de estos predicadores modernistas y humanistas, son los mismos postulados de sus mentores del movimiento de la nueva era con sus mensajes motivacionales y de auto ayuda. Esos sermones carecen de Cristo, porque todo se basa en el YO y la gracia de Dios queda obsoleta. ¡Que insulto al Señor!

4. El asunto del discipulado de David Y. Cho

Por asuntos de trabajo secular, el año 98 tuve la ocasión de conocer la hasta entonces iglesia evangélica mas grande del mundo ubicada en Seúl en el sector de YOIDO, cuyo fundador y líder es el afamado David Y. Cho. De verdad es una construcción impresionante y con todas las comodidades que uno se pueda imaginar. Butacas cómodas, sistema de aire acondicionado, orquesta filarmónica, pantallas gigantes, etc., etc., no obstante, carece de algo fundamental: Cristo. Bien sabemos que una iglesia cristiana sin Cristo, es solo una institución religiosa.
Esta declaración categórica de mi parte, obedece a que el mensaje de David Cho es absolutamente anti bíblico y es más, hasta diabólico.

Me voy a referir a algunos de sus declaraciones y enseñanzas extraídas del libro pionero en esta temática del dr. Cho “La Cuarta Dimensión” y que ahora tienen su corresponsal acá en Chile llamado Coach Martínez:

1. “Tome su libreta, anote su petición, y visualícela claramente”
2. “Si Ud. Visualiza, puede llegar a tener el deseo”
3. “ Hay momentos en que ud. Solo tiene que dar la orden” (no orar)
4. La cuarta dimensión y la visualización son las claves del éxito”

El libro del dr. Cho es un verdadero manual de la nueva era. La visualización no es nada nuevo. Es una técnica milenaria usada por los monjes hindú budistas y que apunta a modificar el estado de la materia bajo el poder mental. Los pasos consisten en imaginar deseos ardientes en la mente, incubarlos bajo una concentración absoluta y luego confesarlos positivamente hasta que el deseo se vuelva realidad. Esto no es cristianismo, es brujería disfrazada con los atuendos de la nueva era. Hoy la nueva era es enseñada dentro de los cultos evangélicos bajo disfraces y máscaras con cariz cristiano.

Como vemos, David Y. Cho, ha ungido al coach Martínez y ahora se éste se dedica a enseñar estas técnicas de la nueva era a los evangélicos. Pedro “Mirad” que nadie os engañe y salid de en medio pueblo mío (Mateo 24:4-5 / 2 Cor. 6:14-17)

Hay que dejar en claro que todo este cúmulo de enseñanzas respecto a la prosperidad económica, riquezas y adquisiciones de propiedades, etc., es OTRO EVANGELIO, y la Biblia es categórica en anular cualquier otro mensaje que no sea el de la pura voz del evangelio.

Nuestro Señor Jesucristo jamás dejó como base de su enseñanza, lo que hoy los predicadores de la codicia enseñan desde los púlpitos.
Es necesario apelar a la Biblia para derribar estos argumentos de hombres altivos que lo único que hablan es de fórmulas para hacerse ricos.
Las promesas para la iglesia no están arraigadas acá en este mundo:
“Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo” Efesios 1:3

El texto nos enseña que las bendiciones que Dios ha prometido a la iglesia, no son materiales, sino que espirituales en los lugares celestiales. Esa idea ilusa y codiciosa de buscar posiciones y prosperidad en este mundo no compete a un pueblo peregrino y extranjero como lo es la iglesia
“El que tiene oído, oiga…”
Apocalipsis 3:6

PEL2008

4 Comentarios a ALEJANDRO MARTINEZ, PASTOR, APOSTOL Y COACH MOTIVACIONAL

  1. avatar JAEL M. dice:

    Muchas gracias por los temas pastor Pablo, yo los he leido casi todos, y los comparto con mis amigos en fb. tomando siempre en cuenta el nombre del autor, Gloria a Dios, que asi como se levantan falsos maestros, Dios sigue usando siervos como usted con pader!! Dios le bendice y guarde en su mano poderosa.

  2. avatar Marcelo dice:

    Conocí a Alejandro hace casi ya 30 años en una iglesia Pentecostal a la cual asistíamos en Pudahuel.
    Yo creo que nunca ha abierto realmente su corazón a Cristo, y por lo tanto no se ha sometido a Sus enseñanzas ni a SU Señorío. Es una pena verlo hablando de Dios sin Dios.
    El verdadero evangelio es un llamado urgente al arrepentimiento y la conversión, cosa que el “coach” no hace.
    Dios tenga misericordia de él.

  3. avatar Pablo dice:

    Estimado Marcelo, quien abre el corazón del individuo para que este crea y obedezca es El Señor (Hechos 16:18b

    Debemos dar siempre gracia al Señor porque Él nos abrió el corazón y podamos ahora entender las cosas y discernir entre la verdad y la mentira. A Dios sea la Gloria!

  4. avatar Tomás dice:

    Estimados, hace un tiempo que estoy interesado en recoger antecedentes sobre este pastor y otros ligados a la “teología de la prosperidad” para mi tesis de pregrado. Sería realmente ideal poder contar con su testimonio, sobre todo con el de Marcelo. Les dejo mi correo por si quieren contactarme: tredondo.es@gmail.com

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *