contadores

TEDEUM EN CRISIS

“Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres; por los reyes y por todos los que están en eminencia, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad. Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador” 1 Timoteo 2: 1-3

No obstante a esta clara instrucción de Pablo a Timoteo, de que se hagan rogativas “POR” las autoridades, y no “CON” las autoridades, la iglesia evangélica oficial ha mantenido a “duras penas” esta liturgia anti bíblica llamada TEDEUM (del latín “A Ti DIOS).
Quizás muchos no saben que el tedeum evangélico nació mediante una instrumentación política en la década de los setenta, y que no vale la pena analizar. Los intereses siempre fueron políticos; porque al igual que su madre la iglesia católica, estas iglesias evangélicas siempre han corrido tras prebendas de los gobiernos de turno. Obviamente, dependiendo de la popularidad y aprobación de tal o cual gobierno, se revisa si hay algún interés o proyección futura para estas iglesias. Recordemos los discursos del pasado “tedeum” 2017, donde lideres elevaron el tono en contra de las autoridades de aquel entonces, como nunca antes visto, sin importar las fricciones o rupturas que pudieran venir como consecuencias.

A un año del bochorno que se vivió en la opulenta catedral evangélica, el “tedeum” 2018 vive un quiebre institucional, debido a la profunda polarización política que se ha hecho manifiesta en el seno de la iglesia evangélica. Pastores de uno y otro bando, están dando declaraciones públicas a los medios de prensa, que solo acrecientan la vergüenza de su desnudez. Porque nadie, en su sano juicio, podrá negar que en esta institución, que se arroga ser la voz de Dios, se desprenden abiertas proclamas ecuménicas, arengas políticas entremezcladas con pasajes de la biblia, o mensajes y homilías que no representan en nada a aquellos verdaderos cristianos que permanecen alejados de la arena pública, esperando solo en las promesas de Su Señor y Salvador, y no en las falacias de los hombres (2 Pedro 3: 13).

Recordemos que el principal orador en esa liturgia 2017, fue el ahora diputado por Renovación Nacional por el distrito 13 de Santiago, y ex gobernador de la provincia de Ñuble el Sr. Eduardo Durán Salinas, hijo de Eduardo Durán Castro actual obispo de la catedral evangélica metodista pentecostal de Santiago. Quien, dicho sea de paso, está siendo investigado por la fiscalía, debido que tiene un patrimonio que asciende a la suma ni más ni menos que de $ 1.152 millones. Fuente: (https://www.latercera.com/nacional/noticia/fiscalia-investiga-alto-patrimonio-obispo-evangelico-eduardo-duran/209592/#)

Es decir, lo que ocurrió en el “tedeum” 2017 y posterior a ello, incluyendo la salida a la luz de la riqueza del pastor Duran, ha sido una exhibición de vergüenza pública. El hacer partidismo político realmente deja al descubierto una vergüenza que enloda a los legítimamente evangélicos y a la causa de Cristo. En otras palabras, la “iglesia evangélica” utiliza los “pulpitos”, en donde se supone se debería predicar exclusivamente el santo evangelio, pero ahora se usa como plataforma de propaganda electoral y de interese políticos. Realmente una vergüenza que no resiste análisis.

Aun cuando actuales “doctores” estén validando la incursión de los cristianos en la política contingente, la infalible Palabra de Dios, La biblia, no enseña tal cosa. Aunque muchos pretendan argumentar la legitimidad de los cristianos en medio del escenario político, aludiendo a tal o cual personaje bíblico que de algún modo tuvieron participación activa y trascendental en los respectivos gobiernos o reinos de sus épocas, no podrán con ello argumentar seriamente que la iglesia de Cristo no ha sido puesta en este mundo para eso. Cristo dijo muy claramente:

“Pues dad al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios” Lucas 20:25

¿FALTA DE FE?

La aprobación de la ley de aborto o de la ley de identidad de género, y su validación por parte del otrora “candidato evangélico”, ahora presidente de Chile, nos debe hacer reflexionar sobre una pregunta coherente: ¿Qué paso? ¿Falto fe? – Si ayer los evangélicos vociferaban “en nombre de Dios”, desde todos los pulpitos de sus iglesias a que votaran por el “candidato que Dios había puesto”, y que ahora, sin embargo vemos que las cosas siguen iguales y que el avance del mal continúa su curso; lo mínimo que debería haberse es una profunda reflexión a la luz de La Palabra de Dios.

En primer lugar, no podemos negar la transversalidad política que ha logrado la presión del lobby gay con su agrupación LGBT. ¿Qué dirán ahora los líderes evangélicos o “doctores” a sus rebaños, ya que hace un año polarizaron “en el nombre de Dios” a la iglesia, deliberando políticamente? ¿Acaso Dios ahora se está “rascando la cabeza” tratando de solucionar el problema? Hidalgamente debemos reconocer que hemos abandonado la santa biblia y el estudio sobre la soberanía de Dios y Su plan que se cumplirá lo queramos o no. Debemos volver a las santas escrituras y dejar de pensar como hombres. Jesús le dijo a Pedro:

“Pero él, volviéndose, dijo a Pedro: ¡Quítate de delante de mí, Satanás!; me eres tropiezo, porque no pones la mira en las cosas de Dios, sino en las de los hombres” Mateo 16:23

Vemos que el Tedeum está en crisis. No solo el tedeum de “la madre”, debido a todos los escándalos de abusos sexuales y pedofilia, sino que ahora el tedeum de “las hijas” también está en crisis. EL Señor está afuera, y no dentro de esta llamada “iglesia”. Quizás es tiempo de volverse a Dios y a su Palabra ¿no cree Ud.?

“he aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo…. El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias” Apocalipsis 3: 20-22

Que la gracia de nuestro Señor y Salvador Jesucristo nos ayude a permanecer firmes y constantes en la fe que Él nos ha dado, y seguir aguardando su venida. Que así sea, Amén.

PEL 09/2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *