contadores

NUEVA AGENDA ECUMENICA

 “Porque a los pobres siempre los tendréis con vosotros; pero a mí no siempre me tendréis” Mateo 12:8

La pregunta inicial para el desarrollo de este artículo es: ¿Puede un “hacedor de maldad” promover algo bueno? Según el texto bíblico, fue Judas quien  al ver que El Señor Jesucristo era ungido con un perfume de alto costo, reconvino y dijo: “¿Por qué no fue este perfume vendido por trescientos denarios, y dado a los pobres?… Pero dijo esto, no porque se cuidara de los pobres, sino porque era ladrón, y teniendo la bolsa, sustraía de lo que se echaba en ella” (Juan 12: 5-6).

Es evidente que el interés de “ayudar a los pobres” no tenía motivaciones legítimas; la biblia dice que Judas era ladrón y que robaba de los dineros que se recolectaban en “la bolsa”. Su motivación de aparente ayuda social solo  tenía una perspectiva puramente egoísta y reñida con el carácter santo  de Dios. Él era ladrón  y su objetivo era robar. Así que, con este hecho podemos confirmar y responder la pregunta inicial diciendo que un “hacedor de maldad”, Sí  puede promover eventualmente algo bueno.

Satanás aun siendo el “hacedor de maldad”, es un experimentado promotor de “lo bueno” para llevar a cabo sus objetivos y el cumplimiento de su agenda; no en vano Pablo dijo que Satanás se “disfraza como ángel de luz” (2 Corintios 11:14).  Así lo ha hecho entre las sotanas de la iglesia de Roma; promoviendo la acción social, la solidaridad y la “evangelización” centrada en el bienestar del hombre y del planeta. En esa misma tónica, el diablo ha penetrado círculos evangélicos que están transformando la iglesia en un centro de beneficencia u ONG para “salvar al planeta”.

La biblia dice que Satanás de manera engañosa y astuta,  le prometió sabiduría y gloria al hombre (Génesis 3: 1-6), sedujo a Israel para conquistar lugares que Dios no había mandado (1 Reyes 22: 1-35), Incitó engañosamente a David para censar al pueblo (2 Crónicas 21:1-7),  Le ofreció la gloria terrenal a Jesús (Mateo 4: 8-9) y le reconvino para que no fuera a Jerusalén a  padecer  y a  morir (Mateo 16: 22-23).

Estos textos refuerzan el argumento de que el diablo sí utiliza cosas “aparentemente nobles” para seducir, engañar, desviar el objetivo y llevar a cabo sus planes e intereses.  El ecumenismo es un plan y estrategia de satanás,  y que se proyecta hacia el futuro gobierno mundial del anticristo. Por tal razón, la agenda ecuménica incluye el derribar toda “barrera” que separe y que no permita la unidad; creando puentes y puntos de convergencia; todo lo absoluto o dogmático es inmediatamente atacado por este movimiento.

Hace décadas surgió un movimiento que se llamó la “teología de la liberación” promovido por la iglesia madre del ecumenismo; la iglesia católica romana. Esta “teología” promovía un evangelio amalgamado con la política y por las teorías marxistas de la lucha de clases, como solución a los problemas sociales tales como la desigualdad o falta de equidad, la pobreza, la marginalidad, el hambre, el desempleo, etc. La consigna incluía presentar a un “cristo” como un profeta social,  que habría venido a este mundo a entregar directrices claras respecto a cómo solucionar los problemas del hombre; pero todo en una perspectiva exclusivamente terrenal. No obstante, Jesus dijo: “….a los pobres siempre los tendréis con vosotros” (Mateo 12: 8) Esta declaración enseña que el hombre no puede resolver los problemas del hombre; es Dios y solo Él quien puede restaurar todas cosas. Es por esa razón que los creyentes debemos esperar en sus promesas (2 Pedro 3: 13).

No obstante, la teología de la liberación presentaba a un “redentor” de todos los males de la sociedad. Esta enseñanza ha permanecido a través de los años, y de alguna manera, ha penetrado en círculos evangélicos que, al igual que iglesia católica romana, esperan “transformar el mundo” mediante una supuesta conquista de los poderes temporales, lo que se conoce como < Dominionismo>. Toda iglesia que promueva la idea del reino de Dios sin El Rey, aquí y ahora, es una iglesia “dominionista”. Es importante recordar brevemente que el dominionismo o teología del reino, tiene su origen en la patrística; específicamente Orígenes de Alejandría y Agustín de Hipona; pilares de la iglesia católica romana.

En este afán, muchas iglesias están siendo seducidas con la nueva agenda ecuménica para “evangelizar y transformar al mundo para cristo”. Esta nueva agenda ecuménica incluye temas de intereses transversales como lo son el aborto, la homosexualidad y la identidad de género. Ciertamente temas de relevante importancia y repercusión social; especialmente en el impacto que tiene en las generaciones jóvenes y su porvenir. Ningún creyente podría callar frente a estos temas ya que las escrituras abundan en argumentos en contra de estas ideas aberrantes, anti naturas y anti cristianas.

Sin embargo, satanás ha sabido cómo utilizar estas consignas moralistas para llevar a cabo el plan ecuménico, ya que ninguna iglesia por más apostata que sea, se opondrá a “unirse” portando la misma pancarta en contra del aborto, de la homosexualidad y de la identidad de género. Por lo tanto, en el centro del cuadro tenemos a todas las iglesias unidas y tomadas de la mano en una misma consigna;   ciertamente noble, pero que no es la esencia y el objetivo de la predicación del verdadero evangelio.  La iglesia no debe ir tras una moralización de la sociedad, sino que tras el arrepentimiento para salvación, incluyendo evidentemente a todos aquellos que si bien,  “odian” el aborto, la homosexualidad y la identidad de género, pero sin embargo, no son creyentes y necesitan ser salvos.

Los temas puramente morales son una verdadera amalgama que aglutina a “todos los credos” incluyendo sectas y herejías. La iglesia católica, los musulmanes, los judíos, evangélicos,  testigos de Jehová, mormones y adventistas, también se unen bajo esta misma consigna. Lo único que podría separar estos grupos y definir claramente quien es de Dios y quien no; no es la moral, sino que el verdadero evangelio.

“…a los pobres siempre los tendréis con vosotros” dijo El Señor. La pobreza es una de las tantas aristas de una sociedad caída por causa del pecado y que necesita redención. Jesús no dejó “recetas” para eliminar la pobreza; Él dijo: “…a los pobres siempre los tendréis con vosotros”. Todos los problemas sociales, incluyendo los actuales como el aborto, la homosexualidad y la identidad de género, son característicos de una sociedad enferma que se aproxima al fin en el tiempo del juicio de Dios.  Así como en la antigüedad los verdaderos profetas de Dios advertían al pueblo de Israel y le llamaban al arrepentimiento de todas sus obras y  prácticas aberrantes porque el  juicio de Dios se acercaba, de la misma forma la verdadera iglesia de Jesucristo debe portar el mismo pendón del llamado al arrepentimiento porque el Juicio de Dios se aproxima a la tierra.  Esa fue la predicación de Cristo y sus apóstoles: “arrepentíos”.

agenda-ecumenica-1

Imágenes de manifestaciones ecuménicas en contra del aborto, homosexualidad e identidad de género. Podemos observar curas, monjas y pastores evangélicos juntos por una causa común.

No vemos en las escrituras alianzas o coaliciones de profetas en el antiguo testamento, o de iglesias en el nuevo testamento para enfrentar los problemas sociales. Es solo la fidelidad al mensaje de la Palabra de Dios, lo que en ambos tiempos distinguió a lo verdadero de lo falso. No observamos en la biblia a  los profetas de Dios “trabajando juntos” a los profetas de Baal en pos de resolver los problemas sociales; de la misma forma, no encontramos  coaliciones de iglesias, credos o filosofías del primer siglo con tales propósitos. La única verdad encontrada es la predicación fiel de la Palabra de Dios que advierte, que llama y que anuncia salvación y juicio. Fuera de eso, no hay nada más.

Sin embargo, hoy encontramos predicadores que son presentados como “doctores” y que sus enseñanzas se han transformado en una especie de sucedáneo de la infalible Palabra de Dios. A este caldo de cultivo, se le debe sumar una gran cantidad de feligreses que aman las frases y enseñanzas de hombres; las enmarcan y las presentan como máximas que se deben seguir fielmente. Algunos responden a preguntas, según las declaraciones del “doctor A, B o C”, pero ninguna referencia a los que enseñó Cristo y sus apóstoles.

A continuación unos ejemplos de lo que se presenta en este artículo:

  • La declaración de Manhatan

 El Dr. James Dobson (Fundador de “enfoque a la familia” (Colorado Springs, CO), el Rev. Tim Keller Senior Pastor, Iglesia presbiteriana Redentor y fundador del TGC (the gospel coalition) (New York, NY), Josh McDowell Fundador de “Josh McDowell Ministries” (Plano, TX),el  Dr. R. Albert Mohler, Jr. Presidente de Southern Baptist Theological Seminary (Louisville, KY), el Dr. Russell D. Moore Senior VP for Academic Administration & Dean of the School of Theology, Southern Baptist Theological Seminary (Louisville, KY), Richard J. Mouw Presidente de Fuller Theological Seminary (Pasadena, CA), el 20 de noviembre de 2009, se unieron a cientos de Ortodoxos, Católicos y evangélicos,  en torno a la firma de una declaración pública titulada “La declaración de Manhattan”,  que fue  “un intento admirable para buscar la unidad dentro del cristianismo, y suministrar aquel esfuerzo concentrado para declarar, la “santidad de la vida humana, la dignidad del matrimonio como una unión de un esposo y esposa”, para declarar la dignidad de todas las personas, y promover libertad religiosa.

Cuenta con una sección sobre la vida, y habla de la tragedia del aborto, diciendo que, “Una cultura de muerte inevitablemente degrada la vida en todas sus etapas y condiciones promoviendo la creencia de que aquellas vidas que son imperfectas, inmaduras o inconvenientes, son descartables”. Los firmantes de la declaración, se comprometen a tratar y revertir la licencia de asesinar al no nacido” – Esto es parte de la nueva agenda ecuménica.

  • Rick Warren, Pastor de la Saddleback Church CA. USA.

 “Autenticidad, humillación, el papa Francisco es el ejemplo perfecto de esto. Él está haciendo todo bien, la gente va a prestarnos atención si a ellos les gusta lo que ven. Y como nuestro nuevo papa, él fue bien simbólico acerca de su primer contacto con personas con SIDA, beso a este hombre deforme. Ama a los niños. Esta autenticidad y humildad, que se preocupa de los pobres es lo que todo el mundo espera de los cristianos que hagan. Y ahí ellos ven….Oh eso es lo que un cristiano hace. De hecho había un titular aquí en Orange Country que me encantó: que decía: “Si tu amas al papa Francisco, tu amas a Jesús” https://www.youtube.com/watch?v=NuEDfjHf5qI

“Tenemos mucho más en común que lo que nos divide. Cuando se habla de los pentecostales, carismáticos, evangélicos, fundamentalistas, católicos, metodistas, bautistas, presbiterianos, y otros, otros, otros, vemos que todos creemos en la trinidad, creemos en la biblia, creemos en la resurrección, creemos en la salvación en Jesucristo; estos son los grandes fundamentos.

A veces los protestantes piensan que los católicos adoran a María como a otro Dios, pero no es exactamente así la doctrina católica. Ud. debe entender lo que la gente dice porque adoran los santos, porque oran a los santos, y cuando Ud. entienda de lo que mi mente quiere decir, todo será más común. Ahora no digo que no haya diferencias, no hay duda de eso, pero lo más importante es que si Ud. ama a Jesús está en el mismo equipo.

Yo pienso que la unidad no es realmente una unidad estructural, sino la unidad de una misión, y se trata de la misma familia; somos compañeros que trabajan en el campo, que trabajan por proteger lo que llamamos la santidad de la vida, la santidad del sexo, la santidad del matrimonio; por eso somos una gran comunidad y no necesitamos división de ese árbol”

https://www.youtube.com/watch?v=MeYNRChp1q8&list=PLb5Ywn65AxYmWupwUeTjlN88Tjw9qPBRr

  • Carlos Contreras, pastor en la Iglesia Cristiana Gracia Soberana, de Ciudad Juárez, México. (En columna de TGC “The Gospel Coalition”)*

“Una de las maneras en que podemos hacer esto es orar e interceder por el Papa y por la Iglesia Católica, pues el mundo secular está esperando con gran expectativa de un posible cambio en sus posturas y planteamientos…Pienso que este no es un tiempo de cuestionar la influencia del papado o de debatir la doctrina de la iglesia que representa, sino de intencionalmente orar que sea sostenido y usado por Dios, como Él ha hecho con tantos otros líderes, al pronunciarse con firmeza a favor de la defensa de las verdades bíblicas… El Dr. Albert Mohler ha sugerido que en el futuro pudiéramos compartir con otros una celda de prisión, por pelear una misma causa, a pesar de diferencias radicales en nuestra teología”

http://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/la-visita-del-papa-francisco-a-juarez

( * ) Publicación fue eliminada del sitio web de TGC

  • Al Mohler, Pastor director del seminario teológico bautista del sur de los Estados Unidos, y miembro del TGC (“The Gospel Coalition”)

” En los últimos años los católicos romanos y los evangélicos han hecho causa común en el ámbito político, uniendo fuerzas en luchas sobre el tema del aborto, la homosexualidad, etc. Estos esfuerzos conjuntos han reunido a los líderes de ambas partes que nunca habían trabajado juntos anteriormente. Amistades personales se han formado, y, como consecuencia, las diferencias doctrinales graves han empezado a ser minimizado. Dado que existe un acuerdo sobre algunas cuestiones sociales, y dado que estas cuestiones son tan importantes en la vida de los Estados Unidos de hoy, muchos de los líderes de ambas partes están dispuestos a minimizar los conflictos doctrinales con el argumento de que tenemos que cooperar para “salvar América”.

http://indefenseofthegospel.blogspot.cl/2009/12/al-mohler-signs-tmd-tolerance.html

  • Russell Moore, presidente de la Comisión de Ética y Libertades Religiosas de la Convención Bautista del Sur de los Estados Unidos.

“Estoy dispuesto a ir a cualquier parte, cuando se le preguntó, para dar testimonio de lo que nosotros como protestantes evangélicos creemos acerca del matrimonio y el evangelio, especialmente en tiempos en los que el matrimonio está en peligro culturalmente,” escribió Moore acerca de por qué él va al Vaticano invitado por el Papa.

http://www.entrecristianos.com/iglesia/rick-warren-y-russell-moore-daran-un-coloquio-en-el-vaticano

Estos son algunos ejemplos de predicadores que están promoviendo la unidad en pos de atacar los problemas sociales. Declaraciones que hacen claramente alusiones a unirse a la agenda del papa de Roma; a unirse con cualquier credo religioso con intereses comunes,  e inclusive el Dr. Molher habla de: “salvar América”. Pero, ¿De dónde han provenido estas ideas, palabras o frases? No me imagino al apóstol Pedro y Pablo,  o a Huss, Lutero, Zuinglio y Calvino hablando así. Menos podríamos encontrar estas ponencias en el Señor Jesucristo o en los antiguos profetas.  No cabe duda, esto es parte de la nueva agenda ecuménica.

LA OLA LLEGO A LATINOAMERICA…

Hasta ahora, solo hemos visto declaraciones y ejemplos de este mover ya establecido en los Estados Unidos. Pero como todo “tsunami” genera olas que se mueven a otras latitudes, esta oleada ya llegó a países de Latino América, incluyendo Chile. Hay pastores centroamericanos que ya han sido seducidos con esta nueva agenda de “neo evangelización” que no es otra cosa que un ecumenismo 2.0, y que se está diseminando en países de habla hispana. Estos pastores y “doctores” están constantemente viajando a los Estados Unidos para ser capacitados con esta “nueva visión” para llevarla a sus iglesias y a todas aquellas en las cuales son invitados. De este modo, cual “pandemia”,  comienza un contagio con resultados increíblemente rápidos al corto plazo. Pastores que en un tiempo predicaban la Palabra de Dios de manera sencilla y alimentaban a sus ovejas con pastos nutritivos y sanos; anunciando el inminente regreso de Cristo y todo el consejo de Dios, ahora los vemos con intereses dominionistas igual a la iglesia católica romana; ciñéndose a entidades humanistas y de acción social, porque lo importa, dicen, no es la doctrina, sino que los “valores del evangelio”.

Creemos que uno de los principales “puentes” que ha permitido conectar a Roma y sus intereses ecuménicos con la actual iglesia evangélica, ha sido la enseñanza promovida principalmente por otro de los afamados pastores de los Estados Unidos llamado Rick Warren. Entre muchas de sus enseñanzas, este “pastor con propósito” ha presentado su plan llamado P.E.A.C.E , cuyo  acrónimo en  inglés significa “PAZ”.  Cada letra significa lo siguiente: P (Plantar iglesias) – E (Equipar personas) – A (Ayudar al pobre) C (Cuidar al enfermo) – E (Educar a la nueva generación).

Lo que promueve Rick Warren ratifica lo que se ha estado comentando en este artículo. Él promueve la unidad en pos de un evangelio social como estrategia ecuménica para el regreso a Roma. Note que cada palabra  solo apunta a un concepto social y terrenal. Las palabras “plantar y  equipar” son  muy usada por las estrategias de mercado. El cuidado de los pobres y los enfermos es una tarea promovida por siglos por el catolicismo romano. Finalmente podemos ver la palabra “educar” que apunta a reorientar a las nuevas generaciones hacia una visión ecuménica.

A simple vista parece una coincidencia, pero la biblia advierte que la consigna antes del juicio de Dios reservado para este mundo, será precisamente “paz”.

paz-y-seguridad-onu

Esta imagen muestra la web oficial de la ONU en donde se puede apreciar el slogan “paz y seguridad” ¿Coincidencia?

“…cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán” 1 Tesalonicenses 5: 3

Todo el mundo anhela paz. Las religiones, las filosofías y la enseñanza de la nueva era, e inclusive el slogan oficial de la ONU es “paz”. Pero ahora también es la iglesia evangélica liderada por personas como Rick Warren, que también dicen lo mismo. Sin embargo, la infalible Palabra de Dios advierte lo contrario, y es más; nos enseña que la consigna “paz” es la antesala del juicio de Dios. Jesús dijo que la paz de Dios no es como el mundo la presenta (Juan 14:27).

En ese afán de “paz y unidad” impulsado ciertamente por el ecumenismo y por todas las fuerzas que promueven la única religión mundial, se están utilizando problemas sociales como lo es el aborto, la homosexualidad y la identidad de género, para que todos, y sin excepción, se sumen a esta “marcha” por la vida, por la familia y por los valores. El tema es ¿Quién está detrás de todas estas iniciativas? ¿Cuál es la verdadera intención de aquellos que conducen este “bus” al cual católicos, evangélicos y otros credos se están subiendo?

¿Qué debemos hacer?

Primero que todo, quiero dejar en claro y sin margen a la duda, que ningún creyente puede ni debe estar indiferente antes lo que nuestro ojos están viendo y oyendo. La corrupción, la inmoralidad, la crisis de las instituciones, etc., son temas sociales que evidentemente afectan el ambiente en donde todos nos movemos. Es decir, no es solo un problema en la esfera  secular, sino que también afecta a los creyentes. Nuestros hijos son expuestos a esta sociedad perversa que va de mal en peor. Nosotros mismos que trabajamos para sustentar nuestras familias debemos “convivir” muchas horas en medio de una sociedad hostil y anti cristiana. Por lo tanto, frente a esto ¿Qué debemos hacer?

Podríamos responder sobre la base de lo que pensamos o con nuestros propios criterios e intenciones. Pero la respuesta solo se debe obtener de la única fuente que ha de regir nuestra vida; la infalible Palabra de Dios. Si no partimos de esta  premisa exclusiva y absoluta, no habría nada más que agregar y este artículo debe ser arrugado y enviado al papelero.

Sin duda que nuestros primeros impulsos de una actitud casi compulsiva será ¡algo debemos hacer para cambiar el rumbo de esta sociedad! ¡Somos luz del mundo y sal de la tierra! Quizás nuestras humanas ideas son salir por las calles con pancartas de protesta, unirnos a organizaciones (ONG), coaliciones de acción social, etc. Otra idea sería ir a los canales de comunicación masiva como la radio, TV o las redes sociales; hablar con parlamentarios “cristianos” para que hagan algo, crear mails, power point, afiches, volantes, grafitis, etc. para promover los valores y el cristianismo.  Pero la respuesta a ¿qué debemos hacer? La debemos buscar y  obtener desde la sola escritura; Veamos…

“Y ellos, habiéndolo oído, alzaron unánimes la voz a Dios, y dijeron: Soberano Señor, tú eres el Dios que hiciste el cielo y la tierra, el mar y todo lo que en ellos hay; que por boca de David tu siervo dijiste: ¿Por qué se amotinan las gentes,  Y los pueblos piensan cosas vanas?   Se reunieron los reyes de la tierra, Y los príncipes se juntaron en uno Contra el Señor, y contra su Cristo. Porque verdaderamente se unieron en esta ciudad contra tu santo Hijo Jesús, a quien ungiste, Herodes y Poncio Pilato, con los gentiles y el pueblo de Israel, para hacer cuanto tu mano y tu consejo habían antes determinado que sucediera” Hechos 4: 24-28

El contexto de este pasaje relata la persecución que se iniciaba en contra de la iglesia de Cristo, de sus apóstoles y de la verdad. Los mismos religiosos judíos que perseguían a Jesús, ahora lo hacen en contra de sus apóstoles. Pedro y Juan vivieron un hecho extraordinario; un hombre cojo de nacimiento fue sano por el poder de Dios. A partir de este hecho, y viendo al pueblo atónito ante el milagro, Pedro predicó el verdadero evangelio llamando al arrepentimiento (Hechos 4:19) Sin embargo, al igual que como ocurría en los tiempos de Jesús, los religiosos no se alegraban de que un hombre hubiese sido sanado y menos que el pueblo se cautivara por la predicación del verdadero evangelio, sino muy por el contrario; el poder religioso se impuso sobre los apóstoles y los encarcelaron. Era la tónica que se mantendría; persecución a los verdaderos predicadores de la verdad y resistencia a la verdad. Es más, es la misma tónica que llena las páginas del antiguo testamento y del nuevo. No en vano Pablo le decía a los romanos:

“…los hombres que detienen con injusticia la verdad” Romanos 1: 18b

Después que los apóstoles testificaron a los suyos lo que había ocurrido, los discípulos alzaron unánimes la voz a Dios, y dijeron: Soberano Señor (Hechos 4:24). Esta es la base de la respuesta que esperamos obtener ahora en el siglo XXI. Aquel escenario era hostil y atentaba contra la verdad y contra los intereses del evangelio de la iglesia de Cristo; no obstante, la actitud de los discípulos fue Orar al Soberano. Nótese que no fue otra cosa,  sino clamar a quien tiene el control de todo. Aquel que permite lo bueno, lo malo, la luz, las tinieblas, la guerra y la paz. Eso es lo que precisamente significa la palabra “soberano”; “el que hace lo que quiere” (es curioso, pero la palabra griega δέσποτα significa “déspota”). Así es. Dios hace lo que quiere y nadie alterará en nada su decisión soberana. No en vano Isaías inspirado por el Espíritu Santo escribió:

“Yo soy Jehová, y ninguno más hay; no hay Dios fuera de mí… que formo la luz y creo las tinieblas, que hago la paz y creo la adversidad. Yo Jehová soy el que hago todo esto” Isaías 45: 6-7

Sin duda que los discípulos guiados por el Espíritu Santo sabían muy bien quien era Dios. Ellos tenían convicciones profundas de que lo que estaba ocurriendo con la persecución de los religiosos judíos en contra de la iglesia de Cristo y de su evangelio, era parte de la decisión soberana de Dios;  de ahí que ellos citan la propia experiencia que vivió Jesús, es decir, todo lo que ocurrió en Jerusalén; la persecución a Jesús, los juicios políticos y religiosos en contra del Señor y la muerte en la cruz, no fue un  producto del azar, de la circunstancia, de las condiciones temporales o de algún “error” de alguien, sino que lo que ocurrió allí estaba “antes” decretado que sucediera.  Los discípulos oran al Señor en esa perspectiva; sabiendo que Él tiene todo bajo control.

Los discípulos en la oración citan además el salmo 2. Si meditamos en ese salmo, aprendemos que Dios está en el cielo mirando los  absurdos reclamos y amotinamientos de los hombres, pero dice el salmista que Dios se reirá de ellos.

“El que mora en los cielos se reirá; El Señor se burlará de ellos” Salmos 2: 4

No vemos a los discípulos haciendo pancartas, proclamas públicas, alianzas con otras religiones o pactos con políticos para cambiar el curso de la circunstancia hostil que afectaba profundamente el avance del evangelio que ellos ya estaban viviendo; sino que los vemos “unánimes” (en un mismo ánimo y sentir)  simplemente orando al Soberano.

Hoy a siglos de esa noble enseñanza y ejemplo, vemos una escena muy distinta. Ahora La iglesia desea actuar de manera diametralmente distinta a lo que la biblia nos enseña. Lo menos que hacemos es orar al Soberano para entender los tiempos. Es como que olvidamos que la biblia abunda en pasajes que confirman de que este mundo gobernado temporalmente por el maligno (1Juan 5:19) siempre presentará un escenario hostil para el pueblo de Dios; así fue con los profetas del antiguo testamento, lo fue con nuestro Señor Jesucristo y sus apóstoles; y también lo será con nosotros en la actualidad.  Por lo tanto, ¿Que debemos hacer frente a una sociedad cuyo comportamiento ya está predicho que así será? El Señor Jesucristo  dijo que la característica del tiempo final será como en los días de Lot (Lucas 17: 28)  ¿Qué hacía Lot en medio de Sodoma? – La biblia dice:

“y libró al justo Lot, abrumado por la nefanda conducta de los malvados (porque este justo, que moraba entre ellos, afligía cada día su alma justa, viendo y oyendo los hechos inicuos de ellos)” 2 Pedro 2: 7-8

Es interesante considerar dos asuntos con Lot. Primero, que la biblia lo define como”justo”; creo que ninguno de nosotros lo consideraría de no ser por este pasaje escrito por el apóstol Pedro. Pero como bien sabemos, la gracia de Dios no deja de sorprendernos, inclusive cuando nos vamos conociendo a nosotros mismos.

En segundo lugar, Lot no protestaba ni apelaba a instancias humanas para cambiar Sodoma, sino que afligía su alma diariamente,  viendo y oyendo la  maldad de aquella sociedad reservada para el juicio. ¿No es lo mismo que ocurre hoy día? O ¿acaso cambiaremos el futuro juicio de Dios que está reservado para esta perversa generación?

Lo que debemos hacer es orar al Soberano entendiendo que Él permite todo lo que está sucediendo, porque “escrito esta”. Lo que sucede en la sociedad no es producto de que la iglesia ha sido negligente o porque no hemos sabido “tomar nuestro lugar” como muchos enseñan por ahí. Lo que está pasando;  lo que vemos y escuchamos al igual que el justo Lot, no es otra cosa sino lo que  está de antemano determinado que suceda.

Obviamente debemos predicar el evangelio con denuedo y sin vacilar, a tiempo y fuera de tiempo; pero debe ser predicado el verdadero evangelio del llamado al arrepentimiento y no vanas esperanzas de “un mundo mejor” o de “América o Europa para Cristo”, lo cual es una verdadera falacia.

“Uno de los principales indicadores de que algo ha cambiado, se puede ver en la forma en que el futuro se percibe. En lugar de proclamar el Evangelio con urgencia conforme a las Escrituras entendiendo que el tiempo es corto, el énfasis ahora ha cambiado. Ya no son las “señales de los tiempos” lo significativo. El grito de guerra es muy diferente. Ahora, el mayor énfasis entre los evangélicos es la idea de que el mundo se puede mejorar radicalmente a través de programas sociales. Este concepto, mientras que en la superficie puede parecer muy bueno, tiene algunas serias implicaciones que no son bíblicas. Según las Escrituras, no habrá reino de Dios hasta que el Rey llegue. Todo el esfuerzo humano que el hombre pueda reunir, se quedará corto al buscar esta utopía. De hecho, según las Escrituras, el hombre caído nos llevará más en el camino hacia una sociedad de la desesperación y el caos, al igual que lo fue en los días de Noé. Por lo tanto, este punto de vista, cuyo propósito de establecer aquella utopía global, puede ser un plan, pero está “impulsada” por el razonamiento humanista, y no guiados por el Espíritu Santo. Si bien es, por supuesto, algo bueno para hacer el bien a los demás, todo el bien que podemos hacer, no será lo suficientemente bueno” (La Iglesia emergente – Roger Oakland)

Por tales razones presentadas, creemos debemos estar muy atentos a actuar sin antes preguntar al Soberano porque un “hacedor de maldad” como lo es satanás, está usando  en la actualidad los problemas sociales para cautivar a todos los credos y unirlos bajo el alero del ecumenismo impulsado por la iglesia madres de todas las abominaciones de la tierra.

Como conclusión, estimado hermano y lector de este artículo, le animo a que confirme en oración al Soberano Dios y por su infalible Palabra, lo que aquí se ha pretendido presentar a manera de  voz de alerta ante los tiempos que estamos viviendo. No olvide que el engaño tiene una línea delgada que no es posible detectar sino desde la perspectiva exclusivamente bíblica.

Que la gracia de nuestro Señor y Salvador Jesucristo nos dé la luz y la sumisión necesaria para entender los tiempos de engaños y de apostasía que anuncian el inminente regreso de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. Que así sea, amén.

Maranata!

PEL 12/2016

3 Comentarios a NUEVA AGENDA ECUMENICA

  1. avatar Francisco Sandoval Montecinos dice:

    Buen artículo hermano,que nuestro Dios y Padre Eterno les bendiga,es muy importante advertir y alertar a la iglesia de Cristo porque hoy en día muchas de éstas iglesias modernas apostólicas proféticas fueron creadas con aportes del Vaticano,para recuperar según ellos a sus fieles,enseñando doctrinas falsas que preparan a sus seguidores para una unión ecuménica en éstos últimos tiempos, es una unión que no está basada en la palabra de Dios.

  2. avatar Gabriel Arellano dice:

    Muy buen artículo, por que “que comunión tendrá la luz con las tinieblas”

  3. […] Las respuestas a estas y otras interrogantes se deben buscar en la infalible Palabra de Dios, y no en nuestro corazón aun caído. Recordemos que satanás es el promotor de cosas buenas también; y es él quien en la actualidad  está detrás de una “nueva agenda ecuménica” […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *